Las investigaciones se iniciaron a raíz de la denuncia de un vecino de que contrató dos monterías de caza por valor de 7.600 euros, ingresando el dinero solicitado por adelantado y mediante transferencia bancaria. Posteriormente cuando se personó en la finca de la primera montería concertada, comprobó que allí no se iba a celebrar tal evento y que se trataba de una estafa.

Más adelante, los agentes de la Guardia Civil encargados de la investigación descubrieron que también se habían producido más hechos de similares características en y , por lo que continuaron con las indagaciones para averiguar que persona o personas podrían estar detrás de esta actividad ilícita, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

De esta manera, con todos los datos obtenidos los guardias civiles consiguieron identificar a dos personas, con antecedentes similares por estos hechos y vecinos de la localidad de Daimiel, los cuales fueron detenidos como presuntos autores de cuatro delitos de estafa.

Tras publicar anuncios en varios portales de Internet donde ofertaban la celebración de falsas monterías en fincas de caza, contactaban con personas interesadas, a las que pedían el ingreso del dinero por transferencia a una cuenta bancaria en concepto de reserva para estas monterías.

Las diligencias junto con los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Valdepeñas.