Concretamente, El Progreso llevará a Fenavin en esta edición dos marcas nuevas, que estarán en marzo en el mercado, y son sus vinos 1917 —año de su nacimiento de la cooperativa— que tienen dos variedades, el tinto roble, coupage de merlot y tempranillo; y el 1917 blanco, coupage de chardonay con airén envejecido en roble, según ha informado la organización de Fenavin en nota de prensa.

Durante Fenavin 2017, la cooperativa centenaria quiere aprovechar para realizar nuevos contactos comerciales con compradores nacionales e internacionales y dar a conocer los actos de su centenario, que comienzan en marzo del 2017 y se extienden hasta 2018, así como su vino Especial Centenario, exclusivo y de producción limitada.

Desde El Progreso han señalado que Fenavin significó “un antes y un después” en la proyección internacional de sus vinos, junto a las expediciones comerciales promovidas por la DO La Mancha en los últimos 15 años, de modo que, en el año 2000 El Progreso apenas exportaba el 10 por ciento y hoy en día sus exportaciones ya superan el 55 y se reparten por Europa, Asia y América.

El presidente de El Progreso, , ha definido este evento como “un encuentro de negocio y de intercambio, donde no sólo se ponen en valor productos, sino que se otea por donde se mueve el mercado nacional e internacional, además de ser un espacio donde la cultura del vino adquiere gran protagonismo”.

“La fuerte apuesta en ampliar la variedad de productos, pasando de tres a más de veinte marcas; la gran reestructuración de las más de 10.000 hectáreas de viñedos; y la gran inversión realizada en enología, ha posicionado a Bodegas El Progreso en un excelente lugar en los mercados internacionales”, ha concluido Cabrera.