Una cita consolidada para el concejal y que redunda en la mejora de la calidad de las tapas de la capital. “Ciudad Real siempre ha sido conocida por sus tapas y en los últimos dos años está comenzando a aparecer en los ranking de medios especializados entre las ciudades conocidas por esta oferta gastronómica”, ha comentado. Y es que para Herrera la gastronomía y la alta calidad de los hosteleros de la ciudad es una buena baza para atraer al turismo.

Una evolución en las tapas de la ciudad, que el concejal ha explicado que han querido plasmar en el cartel de este año en el que aparece el plato de año pasado pero, en esta ocasión, sólo con las migas, en muestra de “lo buena que están”.

La mecánica será igual que en ediciones anteriores en la que los clientes serán los que valoren las tapas mediante un folleto que estará en todos los establecimientos participantes y en la oficina de turismo. Aunque también habrá un jurado profesional seleccionado por la , ha explicado Herrera.

Entre las novedades, este año aumentan los establecimientos que maridan su tapa participante con vinos de la provincia y los que ofrecen una tapa acta para celiacos.Los premios tendrán una cuantía de 500, 300 y 100 euros para los tres primeros clasificados, con el correspondiente diploma, y además habrá varios premios especiales como a la tapa más original, la de mejor valor culinario o a la mejor atención al cliente. La Asociación de Hostelería patrocinará el de mejor tapa maridada con 500 euros y diploma.

La entrega de premios será el próximo 3 de noviembre, un acto que contará con un taller de marketing organizado por la y degustación de algunas de las tapas premiadas.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación de Hostelería ha destacado que iniciativas como estas redundan en la calidad del servicio durante todo el año para poder así equiparar la hostelería ciudadrealeña a la de otras zonas del país famosas por su gastronomía. Además de una buena labor “casi pedagógica” con el público, ya que instauran la costumbre de pagar por una tapa y eso permite al hostelero a que estas alcancen el nivel del pincho vasco, además de ser un acicate para que el profesional muestre sus productos.

Por otro lado, el concejal y el representante de los hosteleros provincial han manifestado la buena sintonía entre ambos, a pesar de la denuncia interpuesta por esta última ante la Fiscalía sobre la ordenanza de consumo de bebidas en la vía pública.

El concejal se ha remitido a las declaraciones recientes de la alcaldesa y ha reiterado que siguen trabajando juntos y colaborando. Por su parte, Sánchez Maya ha declarado que se trata de una “simple petición de información y la sintonía sigue siendo buena”.

Ha explicado que lo que han hecho es utilizar un canal normal que los ciudadanos pueden utilizar para solicitar información y no hay que “dramatizarlo ni sacarlo más allá”. El vicepresidente de la Asociación de Hostelería no cree que esto pueda ser un motivo para dejar de colaborar con el Ayuntamiento ya que “sería perjudicial para ambos y también para la ciudadanía”.