El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, ha presentado hoy el Proyecto de Presupuestos de la institución provincial para 2016, un documento que ha sido entregado también al grupo popular y que será votado en Pleno a finales de este mes. Así lo ha anunciado esta mañana Caballero, quien ha indicado que ascienden a 107’5 millones de euros, por lo que registran un incremento del 4’6 por ciento con respecto a los que se ejecutan en la actualidad. Aunque siguen la estela de presupuestos anteriores, porque son rigurosos y solidarios, también recogen innovaciones que tienen que ver con las nuevas realidades y potencialidades que presenta la provincia.

Los Presupuestos de la Diputación para el próximo ejercicio denotan una apuesta clara por la creación de empleo, no sólo por los planes que se van a promover en colaboración con la Junta para atender a las familias castigadas por el paro, sino porque también se potencia el acceso al mercado de trabajo a través de los sectores que más potencialidades tienen en la demarcación provincial, como es el agroalimentario. Y tienen en cuenta por primera vez el aprovechamiento de los recursos turísticos con el objetivo de impulsar otras vías de generación de empleo y riqueza en nuestro territorio, sin olvidar a los más desfavorecidos y a los ayuntamientos, sobre todo a los de los municipios más pequeños.

Caballero ha remarcado que con los primeros presupuestos que hace el nuevo Equipo de Gobierno de la Diputación se inyectan de manera directa recursos al tejido productivo ciudadrealeño, a las familias que más lo necesitan y a los colectivos más desfavorecidos con el objetivo de que el 100 por cien de los 107 millones de euros que se invertirán en 2016 repercuta en nuestro territorio, en sus empresas, en sus trabajadores y en aquellos que peor lo están pasando. Sobre todo, los Presupuestos siguen siendo solidarios y amparadores de los que más sufren.

Considera el presidente de la Diputación que se trata de unos presupuestos despojados de partidismo. Ha añadido que, aunque evidencia un componente ideológico que es inherente al ejercicio de un Gobierno responsable bajo determinadas siglas políticas, “se podrían apoyar sin ningún problema” por parte del grupo de la oposición porque “son buenos para atender las necesidades que tienen los pueblos y la provincia de Ciudad Real”. Tanto que justifican, según Caballero, la existencia de la Diputaciones, de todas, pero más, si cabe, la de Ciudad Real, porque es capaz de actuar sobre la práctica totalidad de los ciudadanos de la provincia sin tener deuda, una feliz circunstancia que les ha llevado a fijar los gastos financieros en 450.000 euros, montante que desciende 300.000 euros en relación con el año anterior.

Del desglose de partidas que ha hecho Caballero de los Presupuestos de 2016, que cumplen con la estabilidad presupuestaria y el techo de gasto, se desprende que la Diputación de Ciudad Real destina más dinero que nunca a empleo. Un total de 10’3 millones se derivan al Plan de Empleo, a 6’8 asciende la aportación al Plan Extraordinario y Urgente de la Junta y 3’5 millones más se distribuirán entre los ayuntamientos para que hagan frente a los gastos de seguridad social derivados de la contratación de 3.200 trabajadores y adquieran materiales. Se dobla, por tanto, la cifra original de 2015, cuyos presupuestos contemplaban 5’5 millones de euros.

Ha precisado, no obstante, el presidente de la Diputación, que ha estado acompañado por las vicepresidentas Jacinta Monroy y Lidia Molina, que sin se sumaran todos los recursos directos e indirectos que se destinan a crear empleo en la provincia que provienen de la Diputación se alcanzaría la nada desdeñable cantidad de 50 millones de euros. Ya que también se interviene en el mantenimiento de los puestos de trabajo en Consorcios, empresas, servicios y organizaciones sociales sin ánimo de lucro, entre otros. Sin incluir los 33 millones de euros que supone el gasto de personal, que recoge la subida prevista en los Presupuestos Generales del Estado y el abono de lo que resta de la paga extra suprimida en la Navidad de 2012.

La apuesta clara por el empleo se traduce, asimismo, atendiendo a la exposición que ha hecho Caballero, en el mantenimiento y creación de puestos de trabajo en sectores importantes para la provincia, como es el agroalimentario. En este sentido, se ha consignado una partida de un millón de euros para promover la internacionalización de las empresas de la provincia y otra cantidad similar para atender a las Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas de Procedencia, asociaciones etc, que tiene un efecto directo en la promoción y ayuda a la comercialización de los productos agroalimentarios. Hay que destacar igualmente los 600.000 euros que se han reservado para el desarrollo de trabajos preparatorios de la próxima edición de la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), prevista para mayo de 2017.

Por otra parte, se aporta un millón de euros para impulsar el turismo, ya que se trata de un sector que tiene muchas posibilidades y debe tomar el relevo a otros que han caído como consecuencia de la crisis. Un total de 300.000 euros irán a gestión directa desde la Diputación, 500.000 repercutirán en los ayuntamientos para financiar acciones vinculadas con el turismo y 200.000 llegarán a asociaciones y colectivos que impulsen la comercialización de productos turísticos.

Otra característica que presentan los Presupuestos es la apuesta por el bienestar social. Caballero ha dicho, a este respecto, que aunque la Junta de Comunidades aumentará partidas y se hace cargo de las becas de comedor, la Diputación no sólo no suprime el Plan de Emergencia, sino que lo dota con 3 millones de euros con el objetivo de atender las necesidades básicas de muchas familias de la provincia que incluso tienen dificultades para poder comer. Aunque también tienen previsto contribuir a paliar necesidades vinculadas con comedores escolares y programas de adquisición de libros si es necesario.

También se han contemplado 8 millones de euros para asistir a organizaciones no lucrativas que prestan servicios de carácter asistencial y acompañamiento. Se emplearán en el mantenimiento de proyectos de diversa naturaleza en la provincia, como la atención a niños, mayores, personas con capacidades diferentes, etc. Se trata de una ayuda, según Caballero, que es fundamental para el funcionamiento de las ONG’s, unas entidades comprometidas a las que el presidente de la Diputación ha mostrado su reconocimiento porque atienden con mucha sensibilidad y eficacia a multitud de personas con recursos como los que aporta la institución provincial.

Los ayuntamientos, otra prioridad

El presidente de la Corporación provincial ha comentado, en otro momento de su exposición, que la atención a los ayuntamientos es otra prioridad del Equipo de Gobierno que ha quedado reflejada en los Presupuestos para 2016. A todos los consistorios de la provincia llegarán 44 millones de euros por diversas vías. El Plan de Apoyo a Municipios ha sido dotado con 2’9 millones de euros; en forma de convocatorias de muy distinta índole llegarán 9’1 millones; el Plan de Obras Municipales, una iniciativa importante porque se puede actuar sobre los municipios logrando notables mejoras, asciende a 8’8 millones de euros; y se destinarán a infraestructuras por ayudas nominativas otros 3 millones. Además, al mencionado Plan de Empleo (10’3 millones de euros) se suma 1’2 millones de euros con cargo al Plan de Caminos.

Y en apartados distintos figuran, entre otras inversiones, los 6’5 millones de euros que se invertirán en carreteras, 200.000 euros para el funcionamiento del Centro de Formación Galiana y 12’8 millones de euros para Consorcios, incluida la participación de la Diputación en el Centro Asociado de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de Valdepeñas.