El secretario general de PSOE en Ciudad Real y candidato a las Cortes regionales por esta provincia, , se ha mostrado convencido que el próximo 15 de junio, cuando se constituyan los nuevos ayuntamientos, “habrá más ciudadanos que tendrán un alcalde socialista, más posibilidades de vivir mejor, superar las dificultades y tener un presente y futuro más halagüeño”.

Así se ha expresado en un encuentro con los medios en los que junto a la alcaldesa y candidata socialista a la Alcaldía de Ciudad Real, , ha hecho un balance de esto cuatro años de en la capital y de la campaña electoral provincial, que culmina este viernes.

Caballero ha destacado que es “imprescindible” que Pilar Zamora vuelva a ser la alcaldesa, que sea el presidente regional y que la Diputación siga siendo socialista, porque, ha asegurado, con cuatro años más van a mejorar sustancialmente la vida de todos los hombres y mujeres de Castilla-La Mancha, en general y de Ciudad Real capital, en particular.

Haciendo referencia a la situación de la capital, Caballero ha basado su afirmación en que los últimos cuatro años se pueden resumir en el avance que ha supuesto para la ciudad “inmejorable colaboración y cooperación institucional” entre Ayuntamiento y Diputación, pudiendo así afirmar con “rotundidad que a la capital y a sus gentes les ha ido muy bien con un gobierno de Pilar Zamora en la relación con la Diputación”.

Una colaboración que ha puesto en contraste con la situación de “conflicto y el enfrentamiento” que fue la característica de pasado, con el gobierno del PP en el Ayuntamiento, donde el enfrentamiento fue “brutal” con la Diputación. “Lo importante es que se han logrado deshacer nudos que eran históricos en la ciudad” y ha puesto como ejemplo el pabellón ferial, la plaza cervantes o el dinamismo económico de Ciudad Real.

Ha elogiado como la alcaldesa ha actuado en estos casos, además de la “buena gestión”, junto a su equipo, de los 11 millones de euros que ha invertido la institución provincial en la capital, y como Zamora ha sentado las bases del Plan de Modernización, “que ya está en marcha y que transformará y abrirá la puerta a nuevas oportunidades en Ciudad Real”, ha añadido.

Ha puesto de relieve, como con Zamora en el Gobierno municipal, en Ciudad Real hay 2000 parados menos y 4570 afiliados más a la Seguridad Social que en 2015 y ha reconocido que aún queda mucho por hacer por lo que ha pedido otros cuatro años más de Gobierno Socialista.

UNA CIUDAD CÓMPLICE, EN LUGAR DE UNA ENEMIGA

Esta colaboración entre instituciones también ha sido destacada por Zamora enumerando los proyectos que han sido posibles gracias a ello, habiendo logrado de hacer de Ciudad Real “una ciudad cómplice, en lugar de una enemiga”.

Una colaboración absoluta que Zamora ha explicado que espera y desea que continúe en el futuro, por lo que ha vuelto a pedir el voto a todos los vecinos y vecinas, “remando todos en la misma dirección, porque cuando no se hacía el barco daba vueltas y no avanzaba y Ciudad Real ahora avanza y progresa”, ha añadido.

UNA CAMPAÑA INTENSA Y CERCANA

Respecto a la campaña, ha manifestado que se ha sido muy intensa, pegada a la tierra y cercana a la gente. Han dando la cara, ha asegurado, y han recibido mucho ánimo, ha añadido, además de explicar que tienen la satisfacción de que quien cree que ha cumplido con los encargos de los ciudadanos de hace cuatro años y verdaderamente “haber contribuido a mejorar la vida de la gente”.

También ha destacado que su partido no ha caído en el insulto ni en declaraciones altisonantes, y que ha sido una campaña en positivo, de alegría y esperanza.

Zamora ha querido animar a que la gente vaya a votar a un gobierno que “da estabilidad, crea empleo y que tiene una estrategia de modernización, que ya se ha puesto en marcha y que tiene una continuidad”.

Ha defendido que solo tiene un objetivo, Ciudad Real, como ya lo ha hecho en exclusiva durante estos cuatro años y que solo quiere seguir trabajando de manera incansable por la ciudad con “honradez, serenidad y estrategia de futuro”.