, responsable de la empresa peruana L.C. Group S.A.C, ha participado esta mañana en la mesa redonda “Como comprador, ¿qué busco en una bodega?, que ha tenido lugar en el marco de la I edición de FENAVIN Contact, que hoy miércoles 22 cierra sus puertas.

En el foro también han participado , propietario de la empresa de Alemania; , director general de de Hungría y , director general en Turquía, y ha sido moderado por , responsable del Área de Actividades de FENAVIN Contact.

Para Rodrigo Oyarce la clave fundamental para vender vino español es que la bodega posea una buena variedad de productos, tanto en términos de precios como de estilos de elaboración.

También es primordial que tenga un departamento de Marketing y Comunicaciones “activo que transmita los logros y aspectos destacados de la bodega y sus aliados comerciales”.

Asimismo añade que la bodega debe tener una gran capacidad de inversión, que “permita ejecutar acciones de marketing, imagen y ventas en las diversas oportunidades comerciales”.

Según Oyarce los puntos fuertes de los vinos españoles se basan en que “en nuestro mercado, el idioma es más sencillo de transmitir y comunicar al cliente; tiene cepas que ya forman parte de la costumbre del mercado consumidor y cuenta con un excelente rango de calidad-precio”.

El responsable de L.C. Group S.A.C. explica que el mercado del vino español en Perú ha crecido mucho en los últimos años, debido a varios aspectos, como “la presencia de una importante comunidad española en el país; el crecimiento económico del consumidor potencial y el crecimiento de la gastronomía del país”.

Actualmente, la presencia de los vinos españoles en Perú es del 6% posicionándose como el tercer país con mayor presencia “y mostrando signos de seguir en aumento”.