El protagonista este año ha sido el tiempo, como así ha indicado la edil, ya que “no ha acompañado y ha modificado toda la programación”, lo que obligó a una adaptación de las actos consiguiendo que únicamente se anulara la actuación de la Banda Santa Cecilia.

Por otro lado, ha destacado la “masiva participación” en las catas y talleres realizados durante el fin de semana, así como la gran afluencia que se produjo el domingo y el lunes gracias a la mejora de las temperaturas, lo que permitió que el horario de apertura nocturna se ampliara, así como la hora del cierre de la Feria de los Sabores que puso fin a las 18.00 en lugar de a las 15.30, como se tenía previsto.

Las degustaciones gratuitas a cargo del gremio hostelero de la Asociación de Empresarios Centro Macha también han contado con una gran afluencia cada uno de los días en que se extendió la Feria, contabilizándose en 1.250. “Quedó patente que a la gente le gusta venir a Alcázar a pesar de las inclemencias del tiempo”, ha dicho la concejala.

Cruz ha fijado la cifra de visitantes durante el evento en 20.000 personas, de los cuales “más de la mitad lo hicieron el domingo y el lunes”. Según la venta de los catavinos, ha permitido certificar que las cifras económicas en cuanto a los ingresos de este año han sido menores que en 2016.

La ocupación hotelera desde la noche del sábado hasta el lunes 1 de mayo, fue “prácticamente del 100% en la mayoría de los hoteles grandes de Alcázar”, ha aclarado la concejala, estableciendo una media en torno al 85% de todo el fin de semana, cifras con las que se ha mostrado satisfecha. “Nos alegra mucho que nuestro sector hotelero se vea beneficiado de este tipo de actividades”, ha manifestado.

Además, la también ha registrado “buenas estadísticas”, ya que han pasado por la misma para solicitar información 326 personas, de las cuales, 320 las han realizado visitantes nacionales. “En cuanto a visitas a Museos, se ha duplicado con respecto al año pasado”, llegando a alcanzar las 1.228, algo que para la concejala responde a la inestable meteorología que se dio durante el fin de semana y que obligó a la gente “a ver patrimonio”.

El entorno más visitado ha sido el Complejo Palacial con 615 visitas, la ha registrado 351, seguidas por el Museo FORMMA y los Molinos de Viento que alcanzó sus mejores cifras el lunes con 88 visitantes.