Reconocimiento de la UNESCO a nuestras ciudades

La declaración que han recibido nuestras ciudades como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO constituye un honor y un reconocimiento internacional y, al mismo tiempo, supone una gran responsabilidad que debemos asumir de cara a garantizar la protección y conservación de todos esos valores para las generaciones futuras. En este sentido, existen una serie de obligaciones que las ciudades deben abordar, como el mantenimiento de los cascos históricos, la protección medioambiental que en muchos casos ha sido degradada por desafortunadas intervenciones modernas, la restauración y rentabilización de gran cantidad de patrimonio edificado de carácter monumental y todos aquellos problemas que produce el hecho de enfrentar una configuración del pasado con la vida actual.

Convencidos de las grandes dificultades que supone conservar estos valores y del esfuerzo económico que exige, en el año 1993 creamos el Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, con la finalidad de actuar de manera conjunta en la defensa del patrimonio histórico y cultural de estas ciudades y en el mantenimiento y potenciación de determinadas formas de vida que estos núcleos históricos necesitan, realizando proyectos y propuestas comunes, estableciendo políticas de intercambios de experiencias, afrontando problemáticas comunes.

En todos los años recorridos, hemos sumando experiencias en los distintos campos de actuación y hemos planteado soluciones, lo que nos ha permitido avanzar en el compromiso adquirido con el mundo en general, siempre manteniendo la personalidad de cada una de estas ciudades y reconociendo que la riqueza de un conjunto histórico estriba en su individualidad. (Alcaldes del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España).

En el caso de Castilla-La Mancha las ciudades catalogadas como Patrimonio de la Humanidad son Toledo y Cuenca.

Toledo

Desde todas partes y en todos sus puntos, Toledo es alucinante y desmesurado”. Ortega y Gasset

Toledo es un laberinto de historia viva y compartida. Una ciudad que tiene algo importante que aportar a los problemas actuales y universales de convivencia y paz: su herencia histórica de coexistencia y tolerancia de las Tres Culturas, la judía, la cristiana y la musulmana. Todos los estilos arquitectónicos y todas las culturas han dejado muestras singulares de su presencia en Toledo.

Esta ciudad ha sabido conservar un patrimonio inigualable que hunde sus orígenes en el Neolítico, si bien su entrada en la historia se produce en el año 192 antes de Jesucristo, al ser conquistada por las legiones romanas. La civilización romana la denominó Toletum y bajo su dominación se construyeron templos, teatros, anfiteatros, circos, murallas y acueducto. Con la desaparición de la Hispania romana, la ciudad fue ocupada los visigodos que la convirtieron en su capital, extendiendo su reino a toda la Península. La conversión de su rey Recaredo, en el año 587, y la celebración en ella de los concilios visigóticos iniciaron la vinculación de la ciudad con el cristianismo. Con la llegada de los musulmanes a principios del siglo VIII la ciudad pasa a denominarse Toleitola.

Las tropas cristianas de Alfonso VI entraron en Toledo el 25 de mayo del año 1085 poniendo fin a la dominación árabe, aunque la conquista completa de la Península Ibérica no se produjo hasta el año 1492. Durante esos siglos medievales, la ciudad de Toledo fue sede de la Corte y capital de la monarquía castellana y fue entonces cuando se desarrolló la “Escuela de Traductores de Toledo”. Bajo el amparo económico y la protección de los arzobispos toledanos, eruditos judíos y cristianos mozárabes se encargaron de la traducción de un buen número de obras clásicas, griegas y romanas, escritas por Aristóteles, Ptolomeo e Hipócrates.

Toledo alcanzó su mayor esplendor en el siglo XVI, incluso después del traslado de la capitalidad a Madrid en el año 1561. La única institución importante que quedó en la ciudad fue la iglesia, por lo que llegó a ser considerada como segunda Roma. En ese ambiente, El Greco, produciría sus mejores cuadros, valorado muy singularmente por las vanguardias artísticas contemporáneas.

En el siglo XIX el motor económico fueron los centros de instrucción militar y la llegada de un sinfín de viajeros alentados por su imagen romántica. Novelistas y poetas difundirán la belleza de Toledo en sus publicaciones.

Actualmente, Toledo es una urbe dinámica en constante crecimiento que fomenta su valor patrimonial y artístico, una gran ciudad donde la cultura, la historia y la innovación se dan la mano.

Cuenca

“Cuenca abstracta, pura, de color plata, de gentiles piedras, hecha de hallazgos y de olvidos –como el mismo amor-, cubiste y medieval, elegante, desgarrada, fiera, tiernísima como una loba parida, colgada y abierta; Cuenca, luminosa, alada, airada, serena y enloquecida, infinita, igual, obsesionante, hidalga; vieja Cuenca”. Camilo José Cela Cuenca es una realidad urbana sorprendente donde se enlazan los tiempos del pasado y los del presente, donde patrimonio cultural y patrimonio natural se complementan y ofrecen al visitante una oportunidad para sorprenderse.

Agua y piedra confrontaron durante milenios para construir la más formidable atalaya surgida en el territorio que habría de ser ibérico. Le bastaron a la Naturaleza dos ríos para trazar sus contornos, abrazarla, ahondar sus hoces y nutrir de verde su horizonte más próximo. Después llegó el hombre. Desde los primitivos hasta los árabes se afanaron en convertirla en hogar y fortaleza. Y finalmente fue musulmana. Se llamó Kunka. En 1177Alfonso VIII pretendió ocuparla, sumarla al reino de Castilla y convertirla al cristianismo; tras un sitio de nueve meses, fue el hambre de sus moradores y no las murallas quien le abrió paso. Toda Cuenca -definitivamente castellana– se pobló de nuevos significados religiosos. Así la mezquita se transformó en Catedral, el románico se trocó en gótico y se alzaron iglesias y conventos.

Sus habitantes emprendieron la tarea de domesticar el risco y las alturas, para terminar configurando la insólita arquitectura de sus casas colgadas en el abismo. La antigua ciudad trascendía su natural frontera haciendo del aire su paisaje, para luego, descendiendo, cruzar el Huécar y extenderse hacia la planicie manchega.

El Casco Antiguo de Cuenca y sus seculares barrios aledaños permanecen con idéntica fisonomía a la que en aquella época adquirieran. Muchos de sus más nobles edificios mantienen hoy la condición que les dio origen: conventos en los que aún impera el silencioso rezo de sus monjas de clausura, templos en los que se renueva a diario la fe de los creyentes, casonas blasonadas en las que se mantiene viva la memoria, el Ayuntamiento soportado en arcos que se abren para acceder a la Plaza Mayor. Otros, se han aplicado a preservar su incomparable patrimonio histórico y artístico, transformándose en sedes de museos, fundaciones y en el Archivo Provincial.

Recorrer sus estrechas y empinadas calles, reconocer sus recoletos rincones, apagar la sed en sus fuentes, compartir la mágica atmósfera de sus plazas con sus habituales ocupantes y desandar las cuestas para encontrar la nueva ciudad que crece pujante y abierta hacia el futuro, habrá de ser una experiencia para el visitante que le obligará al regreso.

Almadén

La localidad ciudadrealeña de Almadén (Ciudad Real) fue declarada el 30 de junio de 2012 Patrimonio de la Humanidad por el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, que celebró su trigésimo sexta sesión en San Petersburgo (Rusia).

El alcalde de la localidad, el ‘popular’ Carlos Rivas, mostró su satisfacción y ha indicado que “no ha habido ningún reparo por parte de ninguno de los miembros del Comité, que ha aceptado por unanimidad la candidatura”.

Rivas ha señalado que el informe previo del órgano consultivo de la UNESCO que recomendaba la candidatura “ha sido una ventaja”, y ha aseverado que “por fin” se consigue esta distinción tras otros dos intentos fallidos en 2009 y 2010.

Según el alcalde de la localidad “ha ido perfectamente, no ha habido reparo por ninguno de los miembros del Comité, se ha aceptado por unanimidad, era la tercera, había habido un informe previo del órgano consultivo que lo recomendaba, eso era una ventaja para la candidatura”.

Rivas ha subrayado que la denominación de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco “supone un reconocimiento mundial que llegan a la ciudad de orgullo”, y espera que gracias a esta nueva categoría “sea un recurso importante para Almadén y toda la comarca y se pueda potenciar el turismo”.

La localidad ciudadrealeña se convierte así en la tercera ciudad castellano-manchega en alzarse con este título, sumándose a Toledo y Cuenca. La candidatura de Almadén se presentaba de manera conjunta con la ciudad eslovena de Idria, que comparte la particularidad del mercurio como recurso natural.

Noticias relacionadas con Reportajes de Patrimonio de la Humanidad

Almadén, más de 20 siglos ligado a su mina

Tras los informes científicos que demostraron el peligro para la salud del mercurio, en el año 2001 tuvo…

Almadén, más de 20 siglos ligado a su mina

Situado al suroeste de la provincia de Ciudad Real y a 100 kilómetros de la capital, Almadén es una localidad que ha vivido durante más de 20 siglos de la explotación de su mina. En la actualidad, el cierre de la actividad minera ha impulsado la búsqueda de nuevas alternativas que vengan a paliar…

Toledo, la ciudad de las tres culturas

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, la capital de Castilla-La Mancha conserva la…

El casco histórico de Toledo, cuyo emplazamiento es tan original como el de Venecia o Brujas, se alza sobre el promontorio que contornea un gran meandro, rodeando la ciudad al este, al sur y al oeste. Conocida como Ciudad de las Tres Culturas, debido a la convivencia pacífica durante siglos de…

Castillos de Toledo, historia viva de España

De Oropesa a Toledo, un viaje a la época medieval a través de los castillos de esta provincia…

Dentro de la “Ruta de los Castillos en Castilla-La Mancha”, publicada por la Consejería de Turismo del Gobierno regional, encontramos diferentes rutas que discurren por cada una de las cinco provincias que componen esta Comunidad Autónoma. En esta ocasión, el Grupo Multimedia de Comunicación La…

Cuenca, “La Ciudad Encantada”

Declara por la UNESCO Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1996, Cuenca conserva, en perfecta armonía con…

Emplazada en las estribaciones occidentales del Sistema Ibérico, la ciudad de Cuenca se levanta sobre un espolón recortado por el río Júcar y su afluente el Huécar. Su singular enclave y sus peculiares características topográficas condicionan calles angostas, tortuosas y empinadas, así como el…

Desde hace más de dos mil años se ha venido explotando el yacimiento minero de Almadén

Los visitantes del parque pueden conocer la riqueza geológica de los yacimientos existentes y la…

El Parque Minero de Almadén opta a ser declarado Patrimonio de la Humanidad

La localidad de Almadén ha estado histórica y económicamente ligada a la mina excavada bajo su suelo para la explotación del mayor yacimiento de cinabrio (mineral de donde se obtiene el mercurio) del Planeta. Sin embargo, la crisis del mercurio iniciada en la década de los años setenta y las…

Pinturas Rupestres de Minateda, Patrimonio de la Humanidad

Las pinturas están localizadas en cinco abrigos, siendo el Abrigo Grande el conjunto más importante del…