El portavoz del Gobierno regional, , ha valorado que Castilla-La Mancha haya batido durante el año 2016 el récord absoluto tanto en viajeros alojados, con 263.540, como en pernoctaciones de turismo rural, con 602.485, según los datos de la última Encuesta de Ocupación en Alojamientos Extrahoteleros realizada por el INE.

“Con estos datos la región supera en 2016 los mejores datos de la historia para el turismo regional registrados en el año 2007, gracias a un buen resultado del segmento hotelero junto a un extraordinario comportamiento de la demanda en el segmento extrahotelero, especialmente el referido a turismo rural”, ha dicho Hernando, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

Hernando ha valorado de forma “muy satisfactoria” el hecho de que la región sea el destino español que más creció en viajeros alojados en establecimientos de turismo rural, con un 22%, doblando la tasa de crecimiento del conjunto del país, situada en el 10,1%. “Sin duda un gran logro en el segundo año de ejecución del Plan Estratégico de Turismo, cuyas medidas comenzamos a aplicar en septiembre de 2015 y que ya ha permitido la creación de dos mil puestos de trabajo directos, además de los indirectos, gracias a un crecimiento sostenido en el tiempo y no coyuntural”.

En palabras del portavoz, 2016 ha sido un año importante no sólo por la conmemoración del IV Centenario de la muerte de , sino también porque se ha retomado una estrategia de turismo en la que se han “macerado” tres importantes ingredientes, como el turismo, la cultura y el patrimonio. “Esto nos han permitido demostrar a la gente que en la región tenemos muchos motivos para sentirnos orgullosos y además, dado nuestro espíritu, compartirlo”, ha dicho.

Según el portavoz, en pernoctaciones de turismo rural el crecimiento también ha sido “notable”, con un 16,8%, lo que supone que Castilla-La Mancha es la quinta comunidad autónoma que más crece en este epígrafe, de nuevo por encima de la media nacional, que ha registrado un 11,5% de incremento.

CUENCA, TERCERA PROVINCIA QUE MÁS CRECE EN VIAJEROS DE TURISMO RURAL

Por provincias, el portavoz ha remarcado que Cuenca es la tercera provincia del país que más aumentó en el número de viajeros de turismo rural, con un 45,1%, mientras que fue la quinta, con un 30,3%. Además, y en cuanto a pernoctaciones, hay tres provincias castellano-manchegas entre las diez más dinámicas, con Cuenca situada en la tercera posición, con un 33,6%, Guadalajara, la séptima, con un 24% y en octava, Toledo, con un repunte del 22,9%, ha explicado Hernando.

En el conjunto de alojamiento extrahotelero, que incluyen campings, alojamientos rurales y apartamentos, Hernando ha valorado que Castilla-La Mancha supera por primera vez el umbral de los 400.000 viajeros anuales, con 462.992, con lo que también se superan los máximos de pernoctaciones, registrados en 2015, con una cifra hasta ahora inalcanzada de 1,1 millones de pernoctas no hoteleras.

“Si se contempla la demanda en hoteles agregada, la región alcanza por primera vez el nivel de los 2,5 millones de viajeros en todo tipo de alojamientos reglados, a la vez que se rozan los 4,7 millones de pernoctaciones, una cota que no se había alcanzado tampoco hasta la fecha”, ha resaltado el portavoz.

DATOS DE FRONTUR

En cuanto al dato de la Encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras, FRONTUR, que contabiliza el número de visitantes que no residen en España, ésta arroja que en 2016 hubo 235.428 viajeros extranjeros cuyo principal destino turístico por España fue Castilla-La Mancha, lo que supone un 7,54% más que en 2015.

“Hablar bien o mal de Castilla-La Mancha es una cuestión de voluntad política”, pero “se ve y se demuestra que cuando se ha hablado mal de Castilla-La Mancha nos ha salido muy caro y que hablar bien de Castilla-La Mancha nos está saliendo enormemente muy rentable para el conjunto de la región”, ha concluido.