No obstante, ha matizado que en el futuro habrá que “incluir mejoras, así como hacer un análisis de la situación, incrementar el control a la hora de ver a quién se otorgan estas autorizaciones”, ha apuntado el responsable de Vino de UPA en la región, .

En este sentido, UPA ha trasladado a las administraciones la preocupación de que cada vez “más gente abandone el sector, pues pese a la petición de autorizaciones, cada año se arranca más viñedo para dedicarse a otros cultivos, provocado probablemente por la falta de rentabilidad”.

García-Gasco ha explicado esta cifra que determina la autorización para plantar nuevo viñedo debe ceñirse entre el 0 y 1 por ciento, por lo que ha apuntado que “supone una alegría que se haya tenido en cuenta la petición del 0,5 por ciento que hizo la organización”, según ha informado UPA en una nota de prensa.

“Aunque UPA apuesta por este sistema que es útil, debería incluir mejoras a la hora de ver a quién se les dan estas autorizaciones, que exista prioridad en el tamaño de las explotaciones y que en el futuro se pueda poner el tope por viticultor y año”, ha recordado el responsable de Vino de UPA en Castilla-La Mancha.

LIMITACIONES PARA DI

Este Real Decreto, además, establece limitaciones para dos Denominaciones de Origen (DO) supraautonómicas, como Rioja y DO Cava, en la cual se establecen ciertas restricciones para esas dos comunidades autónomas que “no quieren llegar al 0,52%”. Asimismo, se establecen criterios de prioridad y de puntuación para las regiones en el caso de prorrateo de hasta donde puedan llegar a la hora de priorizar en el tipo de explotaciones.

Según ha indicado García-Gasco, el Mapama ha recogido la postura de UPA, que fue “de continuidad pese a la reducción de la producción que hay”, y ha recordado a los responsables ministeriales que es “el momento de hacer un análisis del motivo por el cual cada vez se marcha más gente del sector”.

“Pese a la petición de autorizaciones, cada año se arranca más viñedo provocado probablemente por la falta de rentabilidad. De hecho este año ha habido una bajada importante de hectáreas a nivel nacional, lo cual quiere decir que el sector no se ve como rentable; con lo cual tendríamos que ser precavidos y controlar a quien se le dan estas hectáreas”, ha advertido.