Tal y como marca el Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Ciudad Real, este nombramiento se hará efectivo el 14 de agosto, coincidiendo con el comienzo de la Feria y Fiestas 2018, en honor a la Virgen del Prado, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Con esta distinción, se reconocen los servicios prestados a la ciudad, tanto por parte de ciudadanos particulares, como de entidades o asociaciones, que tienen la ejemplaridad como cualidad más significativa en su actividad cotidiana.

La concejala de Festejos, , ha agradecido a todos los colectivos y asociaciones que se han sumado a las cinco candidaturas presentadas este año para este nombramiento, destacando el dinamismo de la sociedad de Ciudad Real, y cómo esto hace posible que se realicen más candidaturas para esta distinción, y la enhorabuena para los dos propuestos.

LANZA

Coincidiendo con su 75 aniversario, la Universidad de Castilla-La Mancha propuso el nombramiento de Lanza, medio de comunicación decano no solo de la provincia de Ciudad Real sino del conjunto de Castilla-La Mancha.

Destaca su “innegable vocación de servicio público que da cabida a todos los colectivos” de la ciudad, “referente informativo de Ciudad Real, a través de cuyas páginas desde el 20 de mayo de 1943 —cuya consulta se ofrece además en su web como servicio público— se puede hacer un recorrido por los últimos tres tercios de siglo de la capital”.

AURELIO BORJA

nació el 26 de febrero de 1949 en Ciudad Real, en la . Ha dedicado prácticamente toda su vida profesional al mundo de la hostelería, y ante la situación familiar en que se tuvo que abandonar sus estudios e introducirse en el laboral con el fin de colaborar económicamente.

Así a la edad de 9 años, comenzó a trabajar en Bar “Mi Finca” de la Plaza Mayor, llamado posteriormente Bar “BrauIio”. A partir ahí pasó por el “Bar Cervantes”, “Cervecería “El Aperitivo”, “Gran Casino Ciudad Real” “Mesón Manchego”, “Figón Manchego”, “Bar Ideal”, “Castillos Hotel”, “” y “” de Carrión de Calatrava, donde se pre jubiló a la edad de 61 años.

Una de las mayores aportaciones de Aurelio a esta ciudad es su implicación dentro del asociacionismo vecinal. En este apartado ha sido reconocido con placa por la en el año 2013, en el 2014 habiendo sido pregonero de sus fiestas, Asociación de Vecinos El Pilar en el 2015 y pregonero igualmente de sus fiestas y por la Asociación de Vecinos ‘Carlos Eraña’ doblemente por haber ejercido como presidente y por su labor realizada y por su antigüedad como socio.