En concreto, la región tuvo un total de 61.532 pernoctaciones en alojamientos de turismo rural, lo que la sitúo como la tercera comunidad autónoma en este aspecto, con un 8,7% del total a nivel nacional. De estas, 58.301 fueron realizadas por viajeros de origen nacional y 3.231 por viajeros del extranjero, con una estancia media de 2,36 pernoctaciones por visitante. Además, el grado de ocupación fue del 13,65%, mientras que en fines de semana ascendió al 30,17%.

En cuanto a apartamentos turísticos, Castilla-La Mancha tuvo 30.478 pernoctaciones, 27.348 de turistas nacionales y 3.131 de extranjeros, con una estancia media por viajero de 3,67 pernoctaciones. En este tipo de alojamientos, la ocupación fue del 17,82% y los fines de semana ascendió al 27,43%.

En lo que se refiere a los campings, la Comunidad Autónoma registró 15.629 pernoctaciones, 13.360 hechas por residentes en España y 2.269 por residentes en el extranjero, con una estancia media de 2,7 pernoctaciones por visitante. En estos alojamientos el grado de ocupación por parcelas fue del 24,17%, subiendo al 25,29% en los fines de semana.

Finalmente, los albergues castellano-manchegos tuvieron en marzo un total de 10.642 pernoctaciones, 10.410 de turistas españoles y 232 de turistas venidos del extranjero, con una estancia media de 2,38 pernoctaciones por viajero. El grado de ocupación en estos albergues fue del 12,52%, aunque en los fines de semana alcanzó el 18,99%.

DATOS NACIONALES

A nivel nacional, las pernoctaciones realizadas en alojamientos turísticos extrahoteleros superaron la cifra de 7,7 millones en marzo, lo que supone un aumento del 17% respecto al mismo mes de 2017 por el impacto de la Semana Santa.

Este aumento se debe especialmente a las pernoctaciones de residentes, que subieron un 65,8%, mientras que las realizadas por no residentes, se estancaron, elevándose un 0,2% interanual. La estancia media fue de 4,7 pernoctaciones por viajero.

En febrero, 984.685 viajeros residentes en España realizaron más de 2,8 millones de pernotaciones en alojamientos colectivos extrahoteleros, que se suman a las 4,23 millones de pernoctaciones realizadas por 560.396 viajeros del resto de Europa y a las 711.023 pernoctaciones contabilizadas por 115.415 viajeros del resto del mundo.

El gran aumento del tercer mes del año se debe al impacto de la Semana Santa, sobre todo para el turismo de los residentes españoles. Mientras que el año pasado, las festividades cayeron en mitad de abril, este año se produjeron a finales del mes de marzo.

En el primer trimestre del año, las pernoctaciones extrahoteleras acumulan una disminución del 4,8% respecto al mismo periodo de 2017.

SUBEN UN 6,6% LOS PRECIOS EN APARTAMENTOS

Las pernoctaciones en apartamentos turísticos repuntaron un 3,6% en marzo, especialmente por el gran aumento de las de los residentes, con un 40,3% más, mientras que las de los no residentes bajaron un 3,3% interanual. La estancia media disminuyó un 7,2% respecto a marzo de 2017, situándose en 5,9 pernoctaciones por viajero.

El índice de precios de apartamentos turísticos (IPAP) aumentó un 6,6% en marzo en comparación con el mismo mes de 2017. La tarifa ‘touroperadores y agencias de viajes’, que tiene el mayor peso en la estructura de ponderaciones este mes (59,7%%), subió un 6,3%.

En marzo se ocuparon el 34,7% de las plazas ofertadas por los apartamentos turísticos, un 1,3% menos que el tercer mes de 2017. El grado de ocupación en fin de semana se situó en el 37,7%, con un descenso del 2,1%.

Las pernoctaciones de no residentes en apartamentos supusieron el 78,4% del total. Reino Unido continuó siendo el primer mercado emisor, con más de 1,1 millones de pernoctaciones, un 2,9% menos que en marzo del año anterior, seguido del mercado alemán, con 565.133 pernoctaciones, un 6,3% más.

Canarias fue el destino preferido en apartamentos, con más de 2,7 millones de pernoctaciones, un 2,4% menos. También es la región que alcanza el mayor grado de ocupación (85,2%) en los apartamentos ofertados.

Por zonas turísticas, la isla de Gran Canaria fue el destino preferido en esta modalidad de apartamentos, con 980.356 pernoctaciones. La zona con la mayor ocupación fue la isla de Lanzarote, con el 88,5% de los apartamentos ofertados. Los puntos turísticos con mayor número de pernoctaciones fueron , y .

SUBE EL TURISMO RURAL

Por su lado, las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural repuntaron un 59,1% en marzo tras subir las pernoctaciones de residentes un 67,1% y subir un 31,5% las de los no residentes.

En lo que respecta a los precios, el índice de precios de alojamiento en turismo rural (IPTR) aumentó un 2,3% en febrero. La tarifa fin de semana, que supone el 72,7% del peso total, subió un 2,3% en tasa anual.

El grado de ocupación de las plazas ofertadas en alojamientos de turismo rural alcanzó el 16,9%, con un aumento del 49,9% respecto a marzo de 2017, mientras que la de los fines de semana se situó en el 30,7%, con una bajada anual del 17,1%.

Por comunidades autónomas, Castilla y volvió a repetir como el destino preferido registrando un aumento del 53,5% de pernoctaciones, hasta un total de 154.536. No obstante, Canarias fue la que alcanzó el mayor grado de ocupación, con el 42,9% de las plazas ofertadas.

Por zonas turísticas, la isla de Mallorca fue el principal destino en turismo rural, con 52.921 pernoctaciones. El Parque Natural de Corona Forestal alcanzó la mayor ocupación, con el 48,7% de las plazas ofertadas.

UN 45% MÁS DE PERNOCTACIONES EN CAMPINGS

Las pernoctaciones en campings registraron un incremento del 45% en marzo respecto al mismo mes de 2017, con un aumento del 11,1% de las de no residentes y un repunte del 112,7% en las de residentes.

Los precios en campings (IPAC) subieron un 4,8% en marzo en tasa interanual y la tarifa ‘normal’, que representa el 33,2% del peso total, avanzó un 6,2% con respecto al mismo mes del año pasado.

En marzo se ocuparon el 38,4% de las parcelas ofertadas, un 10,8% más que en el mismo mes del año pasado, mientras que el grado de ocupación por parcelas en fin de semana alcanzó el 40%, con un repunte anual del 9,2%.

El 51% de las pernoctaciones en campings las realizaron viajeros no residentes, con Reino Unido como primer mercado emisor, con el 33,8% del total de las pernoctaciones realizadas por extranjeros, un 7,2% más que en marzo de 2017.

La Comunidad Valenciana fue el destino preferido en campings, con 734.459 pernoctaciones, un 25,7% más. Esta comunidad también es la que alcanza el mayor grado de ocupación, con el 64,3% de las parcelas ofertadas.

Por zonas turísticas, la Costa Blanca es el destino preferido para acampar, con 347.936 pernoctaciones, y una ocupación del 83,7% de las parcelas ofertadas. Los puntos turísticos con más pernoctaciones son Benidorm, y .

UN 14% MÁS DE PERNOCTACIONES EN ALBERGUES

Las pernoctaciones en albergues registraron en marzo un crecimiento interanual del 36,6%, con alzas del 48,2% en las realizadas por los residentes y del 13,6% en el caso de los no residentes. Se ocuparon el 29,6% de las plazas, un 19% más que en marzo de 2017. El grado de ocupación en fin de semana alcanzó el 35,8%, un 5,3% más.

Por comunidades, Cataluña fue el destino preferido, con 75.279 pernoctaciones, un 4,1% más que en marzo de 2017. Canarias fue la comunidad con el mayor grado de ocupación, con el 54,5% de las plazas ofertadas.