En la comisión parlamentaria sobre este punto en las Cortes regionales, ha admitido que este “malestar” por las datos “existe y es real” aunque trabajarán para solventar estos problemas “en breve”. De esta comparativa ha excluido a la televisión catalana TV3, a la vasca EITB y a la televisión gallega TVG.

Entre los factores que han podido influir en este descenso ha mencionado el número de hogares con televisiones de pago —uno de cada cuatro hogares cuenta con televisiones de pago en la región—; los cambios de programación en Telecinco y Atresmedia así como la emisión de los partidos del mundial de fútbol.

(Habrá ampliación)