Según recoge Europa Press, se entiende por hospedería de Castilla-La Mancha aquel establecimiento hotelero clasificado con un mínimo de tres estrellas, caracterizado por su singularidad y elevado nivel de calidad, asentado en un edificio de interés patrimonial y en un entorno paisajístico, monumental o natural privilegiado.

Así, la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha es el conjunto de hospederías de la región que tienen una identidad corporativa común, cumplen con unos determinados requisitos para su adhesión y comparten unos parámetros de calidad turística en su funcionamiento.

Los hoteles que quieran adherirse a la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha presentarán, ante la Dirección General competente en materia de turismo, la correspondiente solicitud de adhesión, de forma telemática con firma electrónica, a través del formulario normalizado que se incluirá en la sede electrónica de la (https://www.jccm.es).

El plazo máximo para resolver y notificar la resolución expresa será de seis meses desde el día siguiente a la presentación de la solicitud de adhesión. Transcurrido dicho plazo sin haberse notificado resolución expresa, se entenderá desestimada por silencio administrativo la solicitud de adhesión.