Fandiño, que perdía la vida en la jornada de este sábado en la localidad francesa de Mont-de-Marsan tras sufrir una cornada en Aire-sur-l’Adour, tenía gran vinculación con Castilla-La Mancha. De hecho, residía junto a su familia en la localidad de Fuentelencina, en Guadalajara, provincia donde su carrera dio un importante giro en 2002 tras participar en varias capeas y conocer al apoderado .

Igualmente contaba desde 2013 con una peña en la localidad alcarreña de Tórtola de Henares, donde también residió junto a su familia, ha informado la Junta en una nota de prensa.

Asimismo era un habitual en los principales eventos taurinos de la comunidad autónoma. Así, en 2010 recibió la Mención Especial de la Peña Taurina Alcarreña por su actuación en la feria 2010 de Guadalajara y el premio a la mejor faena 2010 y fue triunfador en la Feria de ().

Ya en 2011, logró salir en hombros de plazas como Guadalajara y Toledo, además de recibir el premio a la mejor estocada de la Feria de Guadalajara; una línea consolidada en Castilla-La Mancha que le llevó a cosechar el premio a la mejor faena y el título de triunfador de la feria de Guadalajara en 2012 y a salir por las puertas grandes de Toledo y de nuevo Guadalajara.

Durante la temporada 2013, el Talavera le otorgó el premio al mejor torero de la feria de la ciudad de la cerámica y fue triunfador de la Feria de Ciudad Real. Una senda que continuó en 2014 con los premios a la mejor faena en conjunto de Guadalajara, otorgado por la Peña Taurina Alcarreña, además de cosechar de nuevo éxitos en Ciudad Real.

En esta misma temporada, Fandiño se encerró en solitario en la plaza de toros de Guadalajara, donde lidió seis ejemplares de Jandilla, obteniendo cinco orejas