El portavoz del Grupo Parlamentario en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha denunciado que Page ha incrementado de manera sorprendente las derivaciones a la sanidad privada durante el primer trimestre de 2017, según el estado de ejecución presupuestaria que se ha publicado ya sobre este periodo.

Cañizares ha señalado en rueda de prensa que en tan solo tres meses, Page ha incrementado un 105 por ciento el presupuesto para derivaciones a la sanidad privada para la realización de endoscopias y, además, ya ha autorizado más del 50 por ciento del presupuesto de este año en derivaciones de procedimientos quirúrgicos.

En cirugía cardiaca, se ha autorizado ya el 65 por ciento, lo que supone que “o dentro de poco no se podrán hacer más, o se tendrá que incrementar más el gasto a las privadas”.

Asimismo, el portavoz parlamentario del PP ha señalado que se ha incrementado un 50 por ciento respecto a lo presupuestado las derivaciones para técnicas de ultrasonido. En lo referido a tomografías computarizadas, el estado de ejecución está al 96 por ciento.

Descontrol en las derivaciones a la sanidad privada

Debido a esta situación, Cañizares ha asegurado que esta ejecución tan elevada se debe o a que se ha descontrolado el incremento del gasto en derivaciones sanitarias –lo que indicaría el mal funcionamiento del SESCAM-, o a que se están contabilizando facturas correspondientes a 2016 que se guardaron en el cajón para intentar cuadrar un déficit que aun así no se ha cumplido.

Así, ha destacado que Page ha hecho modificaciones presupuestarias este año en la prórroga presupuestaria de 2016 para nuevas partidas por valor de 43.000 euros destinadas a centros hospitalarios privados.

Por todo ello, ha asegurado que Castilla-La Mancha está ante situación lamentable, fruto de un Gobierno regional que está ahora mismo achicharrado ante la incapacidad de Page de dar soluciones a los ciudadanos.

Cañizares ha criticado que, a pesar del incremento de las derivaciones a la privada, Page tiene a 108.684 personas en listas de espera sanitaria, 2.230 más que las que dejó el PP la pasada legislatura.