Así lo ha puesto de manifiesto la directora de Pomona Keepers —organizadora del evento junto a Globalcaja—, , quien ha señalado este miércoles que este evento se ha convertido en una cita imprescindible “para compradores y vendedores de granel como confirma que “todo el espacio de la feria está agotado”.

Romero de Condés ha explicado que en el año en el que se creó la World Bulk Wine Exhibition se vendieron en el mundo 31 millones de hectolitros por 1.814 millones de euros, con un precio medio por litro de 0,58 euros mientras que en la última edición ya se vendieron 39 millones de hectolitros por 3.074 millones de euros, con un precio medio de 0,78 euros.

En el caso de Castilla-La Mancha, ha explicado que se ha seguido la misma tendencia ya que mientras que en 2009 se vendieron 5,1 millones de hectolitros por 153 millones de euros, en 2017 casi se había duplicado hasta llegar a 9,04 hectolitros por 382 millones de euros.

Por su parte, el presidente de Globalcaja, , ha recordado que el granel representa el 80% de la producción vitivinícola, lo que le ha llevado a la entidad a hacer una “apuesta valiente y decidida” por esta feria que cumple con el objetivo de apoyar a las empresas y facilitar su internacionalización.

Finalmente, el director del IPEX Castilla-La Mancha, , ha coincidido en resaltar el crecimiento de la exportación de vino a granel en la región y desde este organismo se quiere contribuir a potenciar ese crecimiento gracias a la convocatoria que, hasta el lunes, permitirá a 40 bodegas y cooperativas estar en la World Bulk Wine Exhibition.