García-Page, durante su intervención en el acto de puesta en marcha del II Plan Concilia, en el que ha estado acompañado por los representantes de distintos sindicatos, se ha mostrado “tremendamente respetuoso con las crisis y los debates internos que tenga el PP” y ha apelado a su “responsabilidad institucional” para no dar su opinión sobre el anuncio de Cospedal, aunque ha destacado que este “afecta” a la Comunidad Autónoma.

“El PP de estos años ha hecho mucho daño y mucho dolor a la región, pero independientemente de todo, visto con una perspectiva global, todos salimos ganando si los partidos políticos responden a los intereses generales y, para eso, tienes que tener la casa lo más saneada y tranquila posible”, ha dicho.

En este sentido, ha afirmado que le “consuela” ver que otros partidos al margen del PSOE tienen debates internos. “Independientemente de las personas que están involucradas en esta carrera, consuela ver que los problemas los tenemos todos, yo llegué a pensar que sólo los teníamos algunos”, ha incidido.