La red del Sistema Bibliotecario de Castilla-La Mancha está compuesta por casi 500 puntos de servicio, entre bibliotecas públicas, las bibliotecas públicas del Estado en Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Guadalajara, la Biblioteca de Castilla-La Mancha en , ocho bibliobuses y el punto del servicio ‘La Lectura se lleva’.

Durante el pasado 2016, el servicio bibliotecario regional llegó a más de dos millones de habitantes a través de estos puntos de servicio que atienden a 683 municipios de la región.

Casi 660.000 castellano-manchegos de todas las edades son socios inscritos a alguna biblioteca pública de la comunidad autónoma, que durante el pasado año, registraron más de seis millones de visitas.