El anuncio, realizado por el dirigente ecologista en las redes sociales, marca un punto de inflexión tras décadas de conflicto entre el dueño de la vivienda, , de más de 85 años, y los propietarios de la finca La Cotofía, por cuyos terrenos debe pasar la conducción de agua.

“Ahora sí, por fin están poniendo la tubería para llevar el agua del río Tablillas hasta la Venta de la Inés; enhorabuena a Felipe Ferreiro, y familia”, ha escrito Vicente Luchena en la red social .

El inicio de las obras se produce cuatro meses después de que la Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha declarara de interés regional las obras de abastecimiento de agua a la Venta de la Inés, y de que el tomara en consideración la cuantía presupuestaria de 14.000 euros para realizar estas actuaciones.

Según recoge la web del perfil del contratante del Gobierno regional, la adjudicó las obras el pasado 6 de abril a la empresa y Construcción por un importe de 7.734 euros más IVA.

La Venta de la Inés, donde viven Felipe Ferreiro y su hija Carmen, que presenta una discapacidad, es Bien de Interés Cultural con categoría de Sitio Histórico. El inmueble dispone de una concesión de aguas para uso doméstico-consumo sin bebida, acordada por resolución de la de 2 de julio de 2008, pero desde hace más de 20 años no dispone de suministro de agua.

Tras décadas de conflicto entre el dueño de la vivienda —apoyado por Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia y la de la Venta de la Inés— y los propietarios de la finca La Cotofía, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir emitió el 26 de julio de 2017 la resolución de imposición de servidumbre de acueducto para hacer efectiva la concesión que reclaman los propietarios de la venta.

UNA VENTA LITERARIA

La Venta de la Inés está situada en pleno y y cuenta con un conjunto de edificaciones —cuadras, cocina exterior, la venta y cochera— que se alinean en el margen del Camino Real de a Andalucía, o Camino Real de la Plata, al pie del collado que sirve para cruzar la Sierra de la Umbría de Alcudia.

Aunque debe el nombre a su propietaria en 1761, , la venta aparece citada en ‘Rinconete y Cortadillo’, una de las ‘Novelas ejemplares’ de Miguel de Cervantes, y también en ‘El Quijote’, cuando se refiere al entierro del pastor Grisóstomo, en el entorno de la Fuente del Alcornoque.