El ha mejorado la atención sanitaria que se presta en el del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, dependiente del (SESCAM), al habilitar una nueva sala que amplía los espacios de este dispositivo, una actuación que, además, ha permitido aumentar la actividad asistencial.

La nueva sala, ubicada a escasos metros del área de Universitario de Albacete, cuenta con cinco sillones y una cama, y los trabajos de adaptación de este espacio han sido realizados por profesionales del .

Para la puesta en marcha de esta nueva sala, a finales de mayo, se ha contratado a una enfermera y una técnico en cuidados auxiliares de enfermería. En este tiempo, se han administrado en las nuevas dependencias más de 400 tratamientos, con una media de 13,5 diarios.

El Hospital de Día es un servicio asistencial donde, bajo la supervisión de los facultativos, se atiende a pacientes de distintas especialidades, bien para la administración de fármacos, como para la realización de pruebas diagnósticas o la estabilización de pacientes de oncología y hematología en algún proceso agudo de dolor, anemia o fiebre.

El del Hospital General Universitario de Albacete es un Hospital de Día polivalente que ha experimentado la evolución propia de este tipo de dispositivos. Se ha producido un aumento de la actividad al introducir nuevos fármacos como las terapias biológicas; derivación de más pacientes de especialidades como neurología, digestivo, nefrología o neumología, que también se benefician de tratamientos que se administran en este recurso, o por el aumento de pruebas diagnósticas, entre otras causas.

De hecho, se había pasado de realizar una media de 45-55 tratamientos al día en 2017, a una media de 70 diarios, en la actualidad. Es por ello, que la ampliación permite asumir esta mayor actividad asistencial con más rapidez, una situación que repercute de forma positiva tanto en los pacientes como en los profesionales.

Además del tiempo, con esta adaptación se mejoran las condiciones de confort, seguridad y calidad para el paciente y familiares, así como se consigue preservar su dignidad, intimidad y confidencialidad.

Al profesional, la ampliación le aporta mayor seguridad en el trabajo, mejora la calidad asistencial y permite una mayor especialización profesional, disminuyendo los ingresos hospitalarios.

En este servicio, los pacientes necesitan un perfil de cuidados muy definido, con un personal especializado que sepa atender unas necesidades concretas. El Hospital de Día es un espacio polivalente con un circuito de acogida que no es el mismo para todos los pacientes. La aplicación, por ejemplo, de la quimioterapia o ciertos fármacos, se realiza en ciclos variables, por ello, esta ampliación mejora también la gestión y planificación de los tratamientos al paciente.