El juez impone comparecencias en el juzgado cada dos días, retirada del pasaporte y prohibición de salir del territorio nacional para el acusado por enaltecimiento del terrorismo y que, según informó la en nota de prensa, estaba fuertemente radicalizado.

Tras su detención, efectuada en el marco de un operativo desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 y coordinado por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, los agentes procedieron al registro de su domicilio en el que se incautaron de numerosos medios electrónicos, terminales telefónicos y documentación de gran interés que están siendo analizados por los investigadores.

Las publicaciones que difundía el detenido a través de diversas redes sociales que él mismo gestionaba iban desde mensajes de los líderes religiosos más radicales del autodenominado Estado Islámico hasta diverso material que incitaba de forma directa a la comisión de actos terroristas contra objetivos occidentales.

Divulgaba vídeos con instrucciones para llevar a cabo la yihad y que señalaban numerosos objetivos que podrán ser blanco de ataques, tales como bancos, universidades u hoteles. En dichas imágenes, que el detenido difundía y alentaba con frases para que su contenido violento fuera tenido en cuenta, también llamaba a realizar atentados suicidas contra todo lo que represente Occidente

Una de las circunstancias que más ha llamado la atención de los investigadores es que en el detenido se ha podido observar un cambio sustancial de apoyo y ensalzamiento al grupo terrorista Al Qaeda.