Durante 2017 el número de contenedores amarillos y azules puestos a disposición de los ciudadanos se incrementó en 1.106 unidades, ascendiendo a 18.570, lo que permite que prácticamente el 100% de la población tenga acceso a la recogida selectiva. A ello se suma el “esfuerzo” de Ecoembes por hacer posible el reciclaje en ámbitos más allá del hogar, en concreto, en el sector de hostelería, bares y restaurantes junto al Ayuntamiento de Guadalajara.

Cada ciudadano depositó 9,8 kilogramos en el contenedor amarillo y 10 kilogramos en el azul, lo que supone un incremento respecto a 2016 del 4,5% y del 2,3% respectivamente, señala Ecoembes en un comunicado.

Los datos de Castilla-La Mancha también han tenido un reflejo a nivel nacional. En 2017, se reciclaron en España 1.399.582 toneladas de envases domésticos, un 3,5% más con respecto a 2016, lo que ha permitido alcanzar una tasa del 77,1%. Así, los envases domésticos se consolidan como los residuos sólidos urbanos (RSU) más reciclados en el país, representando una cuarta parte del total de lo que se recicla en España (29,7%, según datos de Eurostat).

En este sentido, y con el objetivo de avanzar hacia una sociedad circular y poder cumplir con la legislación europea, Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes, ha destacado la necesidad de sentar las bases para que todos los residuos que actualmente no se están gestionando adecuadamente comiencen a reciclarse.

“En España solo se recicla un 29,7% del total de residuos urbanos generados, una cifra de la que tira Ecoembes, ya que, a pesar de representar solo un 8% de estos residuos, aporta casi un cuarto del total con 1.399.582 toneladas recicladas”. Asimismo, ha destacado la trayectoria del trabajo de Ecoembes como impulsor de la economía circular y ha afirmado que “teniendo en cuenta” que empezaron su actividad en 1998, año en el que apenas se reciclaba el 4,8% de los envases domésticos, “la evolución no podría ser más positiva”.

APORTACIÓN

El reciclaje de envases realizado durante 2017 ha supuesto una serie de beneficios directos sobre el medio ambiente. No solo se han ahorrado 1,3 millones de toneladas de materias primas sino, también, 20,15 millones de metros cúbicos de agua, el equivalente al consumo de la ciudad de durante cinco años, y de 5,8 millones de megavatios/hora de energía eléctrica.

También se ha evitado la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o, lo que es lo mismo, las emisiones de un tercio de la población del país en el trayecto por carretera -.

2017, el año de la innovación y la educaciónEl pasado año, Ecoembes dio un paso más en su propósito de avanzar hacia la economía circular inaugurando el primer centro de innovación sobre esta materia en Europa: TheCircularLab, un ecosistema donde se crean redes para unir a ciudadanos, emprendedores y empresas. Durante su primer año de vida, este centro situado en (), ha dado grandes pasos en materia de ecodiseño (30 proyectos incubados) y la gestión inteligente de residuos (con la plataforma SmartWaste), entre otros 150 proyectos más en los que se están trabajando.

En el ámbito educativo, pilar fundamental para alcanzar una sociedad circular, Ecoembes sentó las bases para cambiar la educación ambiental con Naturaliza, un ambicioso proyecto que busca integrar curricularmente, y de forma trasversal, el medioambiente en todas las asignaturas troncales y que empezará a pilotarse en primaria este año en algunos centros la Comunidad de Madrid y de La Rioja. También en materia de educación, Ecoembes puso en marcha en 2017 en Castilla-La Mancha el proyecto ‘EducaEnEco Accesible’, una iniciativa pionera en España enmarcada en el programa ‘EducaEnEco’, cuyo objetivo es poner a disposición de todos los centros de educación especial recursos didácticos para educar en valores medioambientales y lograr que el reciclaje sea universal y accesible.