Así lo ha manifestado este miércoles Martínez Arroyo desde los viñedos de la Isla de Pico, en las Islas Azores, declarados Patrimonio de la Humanidad y donde prosigue la actividad del presidente de Castilla-La Mancha en funciones, , como máximo responsable de la (AREV), que estos días celebra en el archipiélago portugués su congreso internacional.

Tal y como ha afirmado el consejero de Agricultura, en la región se dan las condiciones climatológicas adecuadas para el vino y además se cuenta con una cultura “ancestral” en torno al mismo, que viene de hace mucho tiempo atrás, y los fondos comunitarios no deben perderse para seguir apoyando a Castilla-La Mancha y el resto de regiones vitícolas europeas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El consejero ha realizado estas declaraciones en el transcurso de la visita a los viñedos de la Isla de Pico, un paisaje vitícola que forma parte de la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 2004.

Se trata de un espacio de menos de 1.000 hectáreas de terreno volcánico en el cual se produce desde hace cinco siglos el Verdelho do Pico, uno de los muchos ejemplos de la civilización europea de la vid y el vino que ilustran los valores abogados por la AREV.

Martínez Arroyo ha destacado que los viñedos de Isla de Pico son “un lugar único que forma parte de la cultura europea, de la cultura de viñedo y de la cultura del vino”, ubicados en el extremo más occidental del continente del proyecto europeo y aquí “en la zona también saben lo importante que es ese proyecto europeo”.

LA REGIÓN CON MÁS FONDOS PARA EL PROGRAMA DE APOYO AL SECTOR

Precisamente, esta misma semana, se han repartido los fondos del , a las comunidades autónomas, entre ellos, para el programa de apoyo al sector vitivinícola, que en el caso de Castilla-La Mancha le han correspondido más de la mitad del presupuesto nacional.

En total, se trata de 50 millones de euros para esta campaña para utilizar en el sector de la viña y del vino, de los cuales 37 millones de euros lo son para la reestructuración del viñedo “que ha permitido modernizar nuestra estructura de producción en el campo en los últimos 20 años con las más de 250.000 hectáreas reestructuradas en Castilla-La Mancha gracias a los fondos de y el compromiso del Gobierno regional”.

De esos 50 millones de euros, tres se destinan específicamente para el programa de promoción del vino de la región en países fuera de la Unión Europea, “con la cual se está llegando a casi cualquier rincón del mundo” y gracias al que “no hay ninguna región en el país que sea capaz de llegar a más países que lo que hace Castilla-La Mancha”.

MÁS INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA

Finalmente, una medida muy importante gracias a la cual las bodegas de hoy de Castilla-La Mancha son las que mejor tecnología productiva tienen, es la línea de inversiones en tecnología para bodegas y cooperativas conocida como Vinati, para la cual se han recibido 10 millones de euros.

En la jornada de este jueves, enmarcada dentro del Congreso de la AREV, el jefe del Ejecutivo autonómico en funciones, Emiliano García-Page, acompañado por el vicepresidente primero en funciones, , y el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en funciones, Francisco Martínez Arroyo, ha cambiado impresiones con el director general de desarrollo rural de Las Azores, Valter Braga, y el presidente de la comisión regional del vino de Las Azores, Vasco Paulus, presentes en el recorrido realizado hoy en la Isla de Pico.

Además de los viñedos reconocidos por la UNESCO, han visitado la empresa Secret Mountain, así como la bodega de Lajido; el Museo del Vino de Pico, así como el de la viña ‘Santa Luzía’, la conocida Bodega Buraca y la cooperativa de vinos de la isla, donde han estado presentes el secretario regional de Agricultura y Bosques, , y los alcaldes de la Vila de Madalena, Vila de Sao Roque, así como de Vila das Lajes y representantes de las asociaciones de agricultores de comercio y de industria, además de la hermandad del Vino de Pico y la cooperativa vitivinícola de la Isla de Pico.