Una gala “muy relevante” que va a celebrar la vigésimo octava edición en la que en Castilla- se reconocen los mejores alimentos en unos premios que están “absolutamente consolidados, son los más antiguos que tiene el Gobierno regional y reconocen el buen hacer de la industria agroalimentaria de esta tierra”, según ha informado en nota de prensa la Junta.

El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha ha manifestado que los Premios Gran Selección “han retomado el pulso perdido” en la legislatura pasada y ha explicado que en 2016, la Consejería cambió el sistema de selección de los mejores productos de la región, de tal manera, que “adelantó la fecha de entrega, adaptándola a las necesidades del sector y se recuperó la promoción institucional de los premios”.

Unos Cambios que provocaron, según el consejero, que el año pasado se presentaran al concurso 543 productos de las 46 figuras de calidad de Castilla-La Mancha; y para este 2017, se hayan presentado 569 marcas diferentes, “un 6 por ciento más que en 2016, lo que pone de manifiesto el interés de este sector tan importante para la región”.

Martínez Arroyo ha viajado a Tarancón para dar la noticia junto al alcalde conquense, y el director provincial de Agricultura, , de unos premios que no se conocerán hasta la celebración de la gala vigésimo octava que se realizará el 21 de junio.

Este año cuenta con doce categorías: vino, queso, aceite de oliva virgen extra, miel, azafrán de La Mancha, jamón serrano, berenjena de Almagro, melón de La Mancha, ajo morado de Las Pedroñeras, cordero manchego, carne de caza y pan de cruz de Ciudad Real, entre los que ofrecen a consumidores y profesionales de la alimentación “la plena seguridad” de que en su mesa tendrán “lo mejor” de los alimentos de Castilla-La Mancha.

Por su parte, el alcalde de Tarancón, se ha mostrado “especialmente satisfecho” por la elección de su ciudad como sede para la entrega de premios a la excelencia de los productos agroalimentarios, de los que se están realizando las catas a ciegas.

Una gala que reunirá a más de 500 asistentes convencidos de un futuro prometedor en un sector en Castilla-La Mancha que sigue trabajando con los mismos baremos de calidad de las Denominaciones de Origen (DO) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGPs).

PLAN ESTRATÉGICO DEL SECTOR VINO

A preguntas de los periodistas sobre el balance de la (Fenavin), el consejero de Agricultura se ha mostrado satisfecho, “ya sabíamos que iba a ser un éxito”, desde el primer momento al inicio de la legislatura “lo hemos tenido muy claro”.

En este sentido, ha destacado el estand de la Junta que ha reunido en la feria “exhibiciones gastronómicas de los mejores cocineros de la región y con los mejores productos de Castilla-La Mancha, que son los que van a premiar el 21 de junio en Tarancón con los Premios Gran Selección”.

Por último, el consejero ha adelantado “una expectativa de futuro inmediato muy buena, con una previsión de cosecha que va a permitir mejorar la renta de los viticultores. Un total de 100.000 agricultores que se dedican a la vid en Castilla-La Mancha que “dependen de que las bodegas vendan bien su vino”.

Para el Gobierno regional estas cifras son un éxito que “ayudan a los Premios Gran Selección, a Fenavin y, en definitiva, a una apuesta global del ” que ha anunciado el presidente, Emiliano García-Page “para alcanzar una facturación dentro de 10 años de 2.500 millones de euros en el sector del vino, el sector más importante de Castilla-La Mancha”, lo que representaría un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del cuatro por ciento.