Los consejeros de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco y de Educación, Cultura y Deporte, Ángel Felpeto, han visitado hoy el IES ‘Cencibel’ de , que constituye, junto con el IES ‘Gregorio Prieto’ de Valdepeñas en la provincia de Ciudad Real, los dos únicos centros de enseñanza de Formación Profesional en la región que imparten el Ciclo Formativo de Grado Superior en Vitivinicultura, un grado formativo dual, por lo que parte de la actividad lectiva se desarrolla también en bodegas, ha informado la Junta en nota de prensa.

Acompañados por el alcalde de Villarrobledo, ; el presidente de la Diputación de Albacete, y el director el centro, , entre otros miembros de la administraciones regional, provincial y de la comunidad educativa, han podido visitar el laboratorio donde habitualmente trabajan los alumnos del Ciclo y participar en una cata comentada de varios vinos.

ha destacado que la consecución del grado de Enología, realidad este curso gracias trabajo conjunto de las Consejerías de Agricultura y Educación con la , “era una deuda que teníamos con el sector vitivinícola”.

Así, ha expresado que se trata de una “formación complementaria” a la que se da, por ejemplo, en el centro que hoy han visitado y que “permitirá que en la región se formen los enólogos que van a hacer que presumamos de tener el mejor vino, no solo más superficie y más cantidad que en ningún otro lugar, sino que además hacemos un vino igual o mejor que el que se pueda elaborar en cualquier otro lugar del mundo”.

Por su parte, Ángel Felpeto ha resaltado la importancia de la FP dual y del nuevo grado en Enología, en la que la educación necesita de las empresas, y en este caso concreto, “lo hacemos de la familia de las industrias agroalimentarias con la Consejería de Agricultura y Medioambiente” indicando que “una de esas apuestas desde el pasado curso era avanzar para que no solo este ciclo tuviera una salida profesional al terminar, sino que el alumnado tuviera una posibilidad de continuar mejorando su formación”.

El sector vitivinícola regional constituye un pilar básico en la economía de Castilla-La Mancha, de la producción agroalimentaria y de las exportaciones que, además, lleva implícito un factor de arraigo en el territorio y una riqueza medio ambiental, aspectos que ha puesto de manifiesto por su parte el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, quien, además, ha destacado que “el vino lleva el nombre de la región” a todos los rincones del mundo y “no hay mejor tarjeta de presentación” que este producto, como el que se elabora en las 15 bodegas de este municipio de Albacete.

Además, ante la competitividad del vino en el mercado global, Martínez Arroyo ha subrayado la importancia de la mejora constante por la que se apuesta desde el Ejecutivo regional a través del apoyo al sector ante un producto de calidad, donde está garantizada la trazabilidad.

En este término, ha explicado que esa calidad solo se consigue contando con técnicos del más alto nivel de formación en los viñedos, bodegas y equipos comerciales y por ello “es necesaria la formación”, ha dicho Martinez Arroyo.

Actualmente, en el IES ‘Cencibel’ de Villarrobledo 36 alumnos cursan este ciclo formativo, en una localidad que vive principalmente del campo y cuenta con más de 1.000 familias en el sector de la agricultura.