Doscientos jóvenes participan en el programa de inmersión lingüística, habilidades emprendedoras y tecnológicas de la Fundación

La difunde la cultura española en Irlanda durante su programa de inmersión lingüística y habilidades emprendedoras y tecnológicas Start Up English . Un total de doscientos jóvenes participa en esta innovadora iniciativa estival en la que, además de conocer la cultura irlandesa a través de su gastronomía con la participación en divertidos talleres de cocina, muestran a sus anfitriones los productos tradicionales de nuestro país en el Spanish Day. El ocio y la gastronomía se completaron con una amena charla del nadador solidario Jorge Crivillés, quien les motivó para perseguir sus sueños y aportar su grano de arena a la sociedad en la que viven.

Esta jornada está planificada para el ocio, por lo que, además de celebrar el Spanish Day los jóvenes tienen la ocasión de conocer a quienes pasan sus vacaciones en las tres localidades irlandesas en las que se desarrolla el programa, Carlow, Thurles y Greystones, en un ambiente divertido como es la disco light que se monta para ellos en la primera.

Importantes empresas de la talla de , , y , colaboran en el desarrollo de la jornada y del programa completo. La primera ofrece sus productos a los participantes en esta actividad que la fundación organiza con y H4 languajes&fun. Para compartir la celebración, se han desplazado hasta Carlow la directora general de la fundación, ; Sheila Yagüe, de ; y , de Asisa.

Aprendizaje y ocio en un entorno seguro

La seguridad de los jóvenes y la calidad del programa son aspectos a los que la Fundación concede una importancia capital. En Start Up English se cuidan especialmente, además, que exista una comunicación fluida con los padres, por lo que reciben diariamente información mediante correo electrónico y WhatsApp. En Irlanda, los monitores bilingües les acompañan cuando están fuera de los alojamientos, además de permanecer localizables las veinticuatro horas del día por teléfono. Las ciudades seleccionadas para acoger el programa son especialmente adecuadas, tanto por sus características específicas como por el alto nivel de sus instalaciones, y su ubicación.

En cuanto a las familias de acogida, han sido previamente testadas, y cuentan con gran experiencia y excelentes referencias.

Además de las habituales clases de inglés, excursiones, actividades deportivas y de ocio, y talleres para el desarrollo del espíritu emprendedor, este verano tienen también talleres de realidad virtual, programación de Apps y cocina irlandesa, tres excursiones de día completo a diferentes localidades irlandesas, así como deportes y actividades de grupo, acompañados por monitores bilingües.

Start Up English tiene como objetivo añadido al aprendizaje del idioma, fomentar la creatividad, la imaginación, el autoconocimiento personal, la comunicación y el trabajo en equipo, estimulando la proactividad de niños y jóvenes.