“Tenemos un nicho de mercado importante en el que crecer” con el turismo de Rusia, ha asegurado el presidente, al tiempo que ha reconocido que se trata de un país “donde trabajan bien las relaciones bilaterales”, ha señalado.

Durante una reunión con la viceministra de Cultura, , en la capital rusa, hasta donde se ha desplazado una Delegación castellano-manchega para promocionar a la región en la XXIV Edición de la Exposición Internacional de Viajes y Turismo de Moscú, MITT, el presidente García-Page ha resaltado las posibilidades de crecimiento del turismo ruso hacia España, un turismo “que es cada vez más selectivo y que está evolucionando del tradicional de playa a un turismo mucho más selectivo que busca los escenarios y horizontes culturales”, ha informado la Junta en nota de prensa.

En este sentido, ha recalcado que Castilla-La Mancha y España en su conjunto “son un museo al aire libre”, por lo que se ha mostrado muy interesado en seguir fomentando el trabajo que ya se está haciendo a través de Turespaña para atraer turismo ruso a nuestras fronteras “y que funciona francamente muy bien”, al tiempo que ha asegurado que “tenemos mucho que crecer” con el turismo ruso, “que tiene una importante aportación económica, más allá del ruido político”.

Así, ha recordado que el turismo procedente de Rusia “viene con ganas de consumir y de expandirse”, al revés de lo que ocurre en otras procedencias europeas, con una “enorme capacidad de renta” pero poco gasto en sus viajes. “En Castilla-La Mancha nos interesa el número de visitantes, pero también su bolsillo”, ha añadido el presidente García-Page.

En último lugar, ha puesto el acento en el “enorme potencial de atracción ambiental y cinegética” que supone nuestra región para Rusia, “pues hay cada vez un mayor número de turistas rusos que vienen aquí a cazar”, y ha recordado que nuestra Comunidad Autónoma acumula la mitad de toda la producción de caza de España, y goza de una envidiable producción vitivinícola y gastronómica, un concepto éste último que cada vez pesa más en el destino turístico de los rusos junto al patrimonio cultural.