El Gobierno regional ha aprobado diferentes resoluciones, publicadas hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), por la que se declaran Bien de Interés Patrimonial, en la categoría de Construcciones de Interés Patrimonial, 4 edificios “emblemáticos” del centro de la ciudad de Albacete, como son; el Gran Hotel, la Casa Juan López (Marqués de Molins 13), la Casa Julia Gómez Alfaro (Marqués de Molins 11), y la Casa Cabot.

El director provincial de Educación, Cultura y Deporte, Diego Pérez ha confirmado estas protecciones resueltas por la Viceconsejería de Cultura, recordando que “ejemplos del pasado de Albacete como ciudad moderna y del despegue del centro, en la primera mitad del siglo XX, y pretenden proteger este paisaje de carácter urbano”.

Pérez ha remarcado que estas declaraciones de Interés Patrimonial fueron avanzadas por el Ejecutivo autonómico, el pasado mes de septiembre, y ha explicado que suponen el final de los procedimientos para la protección de estos edificios tras el trámite de información pública.

Por otro lado, el director provincial ha afirmado que las declaraciones de estos edificios como nuevos Bienes de Interés Patrimonial forman parte de una primera fase de protección, ya que se trabaja en una segunda actuación en el caso del y el edificio Legorburo.

Desde la Consejería de Educación, Cultura y Deporte se ha insistido en que estas declaraciones “garantizan la protección patrimonial de edificios singulares, compatibilizándolo con el desarrollo económico y social de la propia ciudad”.

Por último, Pérez ha explicado que estas resoluciones deben ser recogidas en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos y en el Plan General de (PGOU), con su nivel de protección, tanto para estos edificios como sus entornos.