Así lo ha señalado el presidente de la Diputación de Ciudad Real, , en una entrevista con Europa Press, donde ha puesto el acento en que este ahorro está vinculado a las políticas de contención impuestas por el Estado, aunque le gustaría poder desembolsar parte de esa cantidad a inversión en carreteras o políticas de empleo.

Caballero ha reivindicado el papel de la Diputación en los tres años de Gobierno que ha encabeza, poniendo el acento en líneas de actuación como los 93 millones de euros para inversiones en municipios o los nueve millones de euros de manera conjunta con el Ejecutivo regional para el Plan de Caminos.

Pero uno de los ámbitos de actuación de los que más satisfecho se muestra es el del turismo, ya que pese a que la institución no tiene que asumir esas competencias, se ha potenciado en los últimos años de manera que se han igualado datos de visitantes y pernoctaciones de 2008.

Según ha dicho, “era un riesgo, pero también una oportunidad de desarrollo de empleo y generación de riqueza”. “Cada año se mejoran los datos del anterior”, ha celebrado.

La objetivo era poner en valor todo el patrimonio de la provincia incentivando la promoción del mismo, lo que ha provocado que Ciudad Real se haya colocado sólo por detrás de en resultados.

“La promoción y la calidad son importantes. Por eso también estamos cualificando al sector hostelero. Queda mucho por hacer, hay que impulsar sectores como el turismo enológico, pero estamos satisfechos”, ha señalado.

PLANES DE EMPLEO Y MEMORIA HISTÓRICA

Las políticas de empleo son otra de las ramas que para Caballero marca la estrategia que ha seguido su equipo. Como dato, ha resaltado que gracias a haber duplicado los planes de empleo gracias a los impulsados por la Junta, se ha conseguido reducir el gasto en cheques sociales, una partida que llegó a colocarse en 4 millones de euros y que ahora sólo requiere poco más de 1,2.

José Manuel Caballero ha aseverado que mientras la tasa de paro en la provincia supere el 10%, la Diputación no dejará de articular estos planes de empleo. “Hay que mantenerlos mientras haya ciudadanos que tienen necesidades extremas o de emergencia y no tienen posibilidades de incorporarse al mercado de trabajo”.

La Diputación provincial ha sido de las pocas administraciones que en los últimos años ha destinado partidas a políticas de Memoria Histórica, algo que se hizo “en ausencia de estas políticas por parte del ”.

Ha explicado que han sido acciones que “hayan ido contra nadie” y sólo perseguían reconocer “el sufrimiento de los que padecieron represión y muerte”.

“Lo más importante es que la sociedad de Ciudad Real lo ha afrontado con un respeto envidiable. No ha habido ninguna crítica política, y lo más emocionante es la actitud de los cidudadrealeños. Nadie se ha quejado de nada”, ha celebrado.