La Dirección General de Tráfico (DGT) inicia a las 15.00 horas de este viernes, 29 de junio, la Operación Salida del verano, que prevé durante los meses de julio y agosto un total de 14,2 millones de desplazamientos por las carreteras de Castilla-La Mancha —89,3 millones en toda España—.

Durante el dispositivo, habrá tres operaciones especiales. La primera de ellas, comenzará este viernes 29 junio a las 15.00 horas y durará hasta las 24.00 horas del domingo 1 de julio, periodo para el que se prevén 755.617 desplazamientos por la Comunidad Autónoma —4,4 millones en todo el país.

En concreto, en esta primera operación se prevén 132.000 desplazamientos por la provincia de Albacete, 141.000 por la de Ciudad Real, 136.000 por la de Cuenca, 131.000 por la de Guadalajara, y 215.617 por la provincia de .

La segunda operación será del 31 de julio al 1 de agosto y la tercera fase del dispositivo dará inicio el 31 de agosto, ampliándose al 1 y 2 de septiembre. Por meses, en julio se prevén unos 6,9 millones de desplazamientos por las carreteras de Castilla-La Mancha —43,6 millones en el país—, mientras que en el mes de agosto la DGT espera que se produzcan unos 7,2 millones de recorridos por la región —45,7 millones en España—.

Por provincias, según la información facilitada por la Delegación del Gobierno en la región, en Albacete se prevé que circulen 484.777 vehículos durante toda la Semana Santa, por Ciudad Real 515.000, por la provincia de Cuenca 485.000, por la de Guadalajara 450.000 y 850.000 por la provincia de Toledo.

En cuanto a las carreteras de la región, en la provincia de Toledo, la DGT ha señalado como puntos conflictivos para estas fechas la autovía A-4 en la salida del punto kilométrico 52 (Casilla de la Dolores), en el 67,500 (enlace con la R-4), y en el kilómetro 62 (enlace con N-301); y la autovía A-5, en el kilómetro 100 a la altura de Cazalegas y en el 76 a la altura de Maqueda, por retenciones. En esta provincia no existen obras en fase de ejecución en ninguna vía.

Por su parte, en la provincia de Albacete la DGT señala como puntos conflictivos la A-31 en el kilómetros 77,500 (Albacete) y en el kilómetro 46,00 (La Roda), no existiendo tampoco obras en fase de ejecución en las carreteras de esta provincia.

En Ciudad Real no existen puntos conflictivos por pero sí hay obras en la N-420 entre el límite provincial con y de Alcudia; la N-401, N-430 y N-502, por operaciones de conservación y la A-4, entre Puerto Lápice y Venta de Cárdenas, todas ellas vías de la Diputación.

En la CM-3107 de la Junta de Comunidades también hay obras a la altura de Alcázar de , por rehabilitación del firme, así como en la CR-200 en Villarrubia de los Ojos, la CR-1222 en Campo de Criptana y Arenales de San Gregorio y la CR-4116 en Argamasilla de Alba y Villamayor de Calatrava, estas últimas también de la Diputación.

En Cuenca, los puntos conflictivos estarán en la A-3 y A-31, en el punto kilométrico 177 al 0, en Atalaya del Cañavate; en la N-301, en Las Pedroñeras; y en la A-3 en Honrrubia. En esta provincia no existen obras en fase de ejecución.

Por último, en Guadalajara no existen carreteras que estén afectadas por obras en ejecución, aunque sí un punto conflictivo, en la N-320, del kilómetro 270 al 272,500.

CINCO DRONES PARA VIGILANCIA

Durante todo el verano se reforzará la vigilancia de las carreteras todos los fines de semana, así como los días 14 y 15 de agosto, con motivo del cambio de quincena y por la celebración de numerosas fiestas patronales.

La DGT controlará este verano las carreteras españolas con cinco drones, que se incorporarán a la flota de diez helicópteros que ya realizan estas tareas de vigilancia y control de las vías desde el aire.

Estos cinco drones funcionarán durante el dispositivo especial de Tráfico en las carreteras convencionales, donde se producen el 80% de los fallecidos en accidentes de tráfico.

De la decena de helicópteros que estarán vigilando desde el aire, uno lo hará en , mientras que de los cinco drones, uno funcionará desde Canarias debido al incremento de los desplazamientos los dos archipiélagos. Por el momento, estos drones, de los que no dio más detalles, se dedicarán solo a vigilar.

Durante el dispositivo especial de la DGT, se establecerán una serie de medidas entre las que destacan: la instalación de carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria y tramos en determinadas carreteras; y la paralización de las obras en determinadas carreteras, así como la restricción de la circulación de vehículos de mercancías peligrosas y transportes especiales en determinadas carreteras de especial intensidad, en horario y días.

Además, se procederá al diseño de itinerarios alternativos en función del origen y destino del viaje a realizar, para no pasar por la zona centro que es la que más tráfico genera, y la realización de cuatro campañas de vigilancia específicas durante julio y agosto dirigidas a motocicletas, furgonetas, velocidad y alcohol-drogas con el objetivo de reducir la cifra de fallecidos en accidente de tráfico del verano pasado (225 durante los meses de julio y agosto).