Desde la Consellería do explican que aunque la producción vitivinícola gallega es reducida en el contexto nacional es parte importante de la economía regional. “El sector de vinos con Denominación de Origen aportó un volumen cercano a los 180 millones de euros en 2015 pero aporta mucho más en términos sociales y medioambientales y además genera otras actividades económicas relacionadas con el ocio y el turismo”, informa Fenavin en nota de prensa.

Para ellos el vino es un sector estratégico para amplias zonas de su territorio y por eso lo apoyan institucionalmente en todas las fases del negocio, desde la producción a la comercialización. En su estand se agruparán más de 45 empresas que aprovecharán la ocasión para dar a conocer la calidad y diversidad de sus productos.

“Fenavin es un certamen que las empresas gallegas no quieren perderse, principalmente porque se orienta a favorecer el negocio. Nuestras bodegas nos transmiten que los encuentros establecidos durante el certamen se materializan en ventas reales y ese es el objetivo de cualquier empresa”, inciden desde la Xunta. Prueba de ese interés es el incremento de bodegas gallegas en cada edición, y la tasa de repetición entre ellas.

La labor de la Consellería se centra en favorecer que las bodegas gallegas puedan asistir a Fenavin para comercializar sus producciones, “de manera que su beneficio redunde en el medio rural gallego”, explican.

El optimismo será el sentimiento reinante en el gran estand gallego. “Las expectativas son buenas, confiamos mucho en la calidad de nuestros vinos y en la capacidad de las empresas gallegas para establecer acuerdos comerciales con compradores nacionales e internacionales”.

“Así a través de propuestas que ofrece la organización ferial como el programa Contacte Con, la Galería del Vino, el , esperamos que el evento favorezca el negocio y sirva de escaparate para dar a conocer nuestros vinos, aguardientes y licores tradicionales gallegos, todos ellos con indicativo de calidad”, apuntan.