“La liberalización nunca ha sido una opción, nunca lo hemos planteado”, ha indicado en declaraciones a la directora general , , quien ha agregado que el Ejecutivo regional entiende que “tienen que ser profesionales los que se dediquen al ejercicio de esta profesión” y que hay que regular “un mínimo marco” para ese ejercicio y para el acceso a la misma.

Samper ha señalado que el Gobierno regional conoce la posición que tienen las asociaciones de turismo porque se han mantenido “muchísimas reuniones”. “Algunas optan por mantener un sistema cerrado de acceso, otras por un sistema en el que se puedan convalidar determinadas titulaciones y otras por la liberalización, que en ningún caso será una decisión que tome este Gobierno en este proyecto reglamentario”, ha reiterado.

No obstante, ha explicado que el Ejecutivo castellano-manchego cree que hay que regular unas condiciones y unos requisitos “mínimos” de acceso a la profesión, siempre intentando buscar un marco “lo más homogéneo posible” con el resto de comunidades autónomas porque “no hay que perder de vista que la directiva europea obliga a que todas las habilitaciones sean válidas en todo el territorio nacional”.

LO MÁS PARECIDA POSIBLE

“Tendremos que buscar una normativa lo más parecida posible al resto de comunidades autónomas para acceder a esta profesión porque al final una habilitación de Castilla-La Mancha va a servir, por ejemplo, para ejercer en y al revés”, ha argumentado.

Con todo, Samper ha indicado que la Junta ha planteado regular este sector para seguir estableciendo un marco de acceso al mismo que garantice “la calidad y una buena prestación” de este servicio porque al final “es una profesión de la que la calidad y la excelencia en la prestación depende que el turista se vaya realmente satisfecho o no en muy buen aparte”, ha argumentado.

Pese a todo ello, y consciente de que es un sector que hay que regular, la directora general ha manifestado que hay una normativa que regula ahora mismo la profesión y que el Gobierno regional ha decidido no convocar exámenes de habilitación, que es lo que prevé ahora mismo la normativa vigente para acceder a la profesión, porque se está tramitando una nueva norma.

“Entendemos que no estamos coartando el acceso a la profesión porque la habilitación se puede obtener en otras comunidades autónomas. De hecho se están incorporando todos los meses guías nuevos a Castilla-La Mancha”, ha señalado la directora general de Turismo.

PLAZOS

Respecto a los plazos que maneja la Dirección General que dirige para que este decreto vea la luz, Samper ha apuntado que “si todo va bien” la intención de su departamento es que se publique a lo largo de este año, aunque ha agregado que “no hay plazos fijos” porque un procedimiento reglamentario lleva muchas fases en las que se puede ir modificando el texto y puede ir “para atrás o adelante”.

“Intentaremos que el de Castilla-La Mancha, que ya sería la fase de información pública, lo pueda tratar en el mes de abril o mayo, en primavera”, ha manifestado, para añadir a renglón seguido que primero se convocará un Consejo de Turismo en febrero que tratará los alojamientos rurales, campings, agencias de viajes y albergues turísticos, y para el siguiente se pretenden llevar los decretos de turismo activo y ecoturismo, el de guías, el de restaurantes y el de hoteles.

Una vez que el decreto de guías sea llevado a información pública, en abril o mayo, seguirá los trámites reglamentarios y, presentadas alegaciones, pasará por el gabinete jurídico de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y por el .

CONSULTA PÚBLICA

El decreto de guías de Castilla-La Mancha acaba de pasar la consulta pública y ha recibido 147 alegaciones. Una consulta previa al inicio del cualquier trámite y a tener en cuenta incluso en cualquier borrador del texto que se ha consultado sobre el hecho de que Gobierno tiene intención de regular esta área del sector turístico regional.

Samper ha aclarado que estas consultas no tienen efectos en el borrador del decreto pero sí ha afirmado que se han recibido muchos escritos o alegaciones de parte de asociaciones de guías de todas partes de España y que serán tenidas en cuenta por parte del Gobierno regional.