Según ha explicado en nota de prensa, el anterior titular de la Consejería, Ángel Felpeto, se comprometió en Mesa Sectorial a pagar a los tribunales antes del 31 de diciembre de 2019, “hecho que no se ha producido y que ha provocado un gran malestar entre los miembros de los tribunales que ven como su trabajo y esfuerzo no es recompensado”.

CSIF teme que se vuelva a repetir lo sucedido en el curso anterior, es decir, “a los tribunales de oposición de 2019 se les pagará con el dinero recaudado de las tasas de examen de los opositores que se examinarán en junio 2020, y que tendrán que abonarlo a finales de febrero y principios de marzo del presente año”.

“Pero los docentes de los tribunales no son los únicos que padecen el retraso de los pagos de la Consejería de Educación”, asegura el sindicato, ya que los centros educativos aún no han recibido el abono de los gastos de funcionamiento del pasado año.

Para CSIF “es obligatorio” que se habilite una partida presupuestaria para abonar el trabajo realizado por los miembros tribunales de oposición y también exige a la Consejería de Educación que abone a los centros la totalidad de los gastos de funcionamiento de 2019, ya que “a fecha de hoy no se han devengado y redunda en un peor servicio a los alumnos”.

“Es necesario disponer de la partida económica para hacer frente a gastos de calefacción, como los originados en los sistemas de calefacción por la borrasca Gloria”, asegura.