El primero de estos cotos sociales que se pondrá en funcionamiento antes de finalizar el año en Castilla-La Mancha —cotos inexistentes en la anterior legislatura al ser derogados por el anterior Ejecutivo regional— estará ubicado en la comarca de la Jara, en la provincia de , existiendo para ello ya un “compromiso firme”, ha informado la Junta en un comunicado.

El consejero ha realizado este anuncio durante la clausura de las XV Jornadas Cinegéticas Castilla-La Mancha ‘Gestión Cinegética en el Proyecto Life+Iberlince’ organizadas por el , EFA Oretana, y que se han desarrollado en el de la localidad toledana de Cobisa.

Así, ha destacado que los cotos sociales, “una figura tan importante para el desarrollo de la actividad cinegética” han podido recuperarse y se podrán regular gracias a la aprobación de la modificación de la Ley de Caza “mejor” para la cual se ha contado y se ha trabajado con las entidades que defienden el mundo de la caza, como APROCA, presente en el acto de hoy y quienes defienden un modelo distinto que “han querido participar”.

Ha indicado que sacar adelante esta modificación ha sido “complicada y conflictiva”, con el objetivo de conseguir una Ley de Caza regional “mejor, sostenible, que hace compatible el disfrute del medio rural con la actividad cinegética entendida de una forma diferente a como se entendía hasta ahora, orientada a la caza social, a la gente que desarrolla esta actividad en los municipios”, porque, ha subrayado, “es muy importante fijarse en quien deja dinero en el medio rural y que viene de fuera a explotaciones y sobre todo fijarse en los que necesitan del amparo de la administración pública que son los que quieren cazar y viven en nuestro medio rural”.

IMPLICACIÓN “DE TODOS”

El consejero de Agricultura ha destacado en este sentido que la actividad cinegética y el compromiso de los propietarios son muy importantes para la preservación del lince ibérico y mantener las poblaciones y que “la especie deje de estar en riesgo gracias al esfuerzo de todos”.

De esta forma, ha esgrimido que “es necesaria la implicación de quienes cazan y los propietarios de los cotos” ya que “sin ellos no se habría podido desarrollar el proyecto Life+Iberlince”.

Martínez Arroyo ha indicado que lo que están haciendo “no es recuperar una especie, es recuperar nuestro patrimonio natural y significa recuperar nuestros orígenes y sentirnos orgullosos de lo que somos y dar un ejemplo al mundo de que no estamos dispuestos perder algo tan importante como el lince”, que significa un compromiso con el medio ambiente.

De esta forma, ha resaltado la importancia de la educación ambiental dentro de este proyecto, para que los “ciudadanos del futuro” sigan recuperando y protegiendo el patrimonio natural.

El responsable de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha incidido en que este proyecto es el de “más éxito de iniciativa comunitaria”. Para ello, ha recordado alguno de los datos más significativos, como los 600 ejemplares de lince ibérico en libertad en España y la reintroducción en el medio natural de Castilla-La Mancha de 70 ejemplares, con la constatación de 55 crías nacidas en estado salvaje hasta la actualidad en la región, seis de ellas en este mismo año.

Ha destacado también el trabajo que se realiza desde las diputaciones de Toledo y Ciudad Real y de la propia empresa gracias a la cual se pudo “tirar del carro” para que saliera adelante este proyecto colectivo.

Actualmente, se trabaja en el segundo proyecto Life+Iberlince, con el que se pretende conectar las diferentes poblaciones existentes en la actualidad con la apertura de los corredores ecológicos en Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura para que la especie “pueda conquistar más territorios”.

AGENTES MEDIOAMBIENTALES, “IMPRESCINDIBLES”

Martínez Arroyo también ha tenido palabras durante la clausura de la jornada de agradecimiento al trabajo que desarrolla día a día el Cuerpo de Agentes Medioambientales de la región, con un “compromiso claro con un territorio como es Castilla-La Mancha”, quienes ayudan con su labor a que se “mantengan programas como el Life+Iberlince” y “controlan” que se respete la normativa medioambiental.

En esta línea ha recordado que desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se han convocado de nuevo oposiciones de acceso libre con 16 plazas y de carácter interno que han sido recuperadas “tras mucho tiempo” para un cuerpo que es “imprescindible”.

En el acto de clausura el consejero ha estado acompañado por el director de la EFA Oretana, ; secretario general de las EFA Castilla-La Mancha y , ; el vicepresidente primero de la Diputación de Toledo y concejal del ayuntamiento de Cobisa, , así como el director de APROCA Castilla-La Mancha, .