En el texto de la resolución al debate general sobre la prestación de servicios por empresas privadas en el (Sescam), rechazada por el PP, también se solicita al Ejecutivo regional que continúe “con la política de aumento y consolidación de plantillas” del Sescam, refuerce la Atención Primaria, y continúe con la renovación tecnológica, entre otras demandas.

Por el contrario, los socialistas y la formación morada han votado en contra de la resolución del PP al debate solicitado por este mismo grupo, donde lamentaban que los ciudadanos tengan que acudir a la sanidad privada “para resolver sus problemas de salud” y que el servicio de transporte sanitario “se haya prestado con innumerables deficiencias”, instando a la Junta a “apostar por una sanidad de calidad”.

El portavoz del Grupo Popular, , ha iniciado su intervención hablando de las derivaciones a la sanidad privada, y el hecho de que no coincida el número de ellas “con las cuentas que dicen que están pagando”, advirtiendo si es que acaso “le hacen precio de amigo en algún sitio” al Ejecutivo autonómico.

TENEMOS MÁS” DERIVACIONES

Al respecto, ha cuestionado “cómo es posible que derivando más operaciones a la sanidad privada sigan incrementado las listas de espera quirúrgica en Castilla-La Mancha”, situándose la región como “la segunda peor de toda España” con una media de 163 días. “Dicen que van a hacer menos derivaciones y al final tenemos más”, ha incidido.

También se ha referido al servicio de transporte sanitario, preguntándose cómo a los seis meses de contrato se han tenido que renovar ambulancias y si acaso es que “no cumplían” con las condiciones necesarias establecidas en el pliego.

“El desastre de la puesta en funcionamiento del servicio de transporte sanitario ha sido vergonzoso en Castilla-La Mancha, los profesionales han aguantado carros y carretas, con vehículos que no cumplían las condiciones mínimas” en las provincias de Ciudad Real, Guadalajara y Albacete “de forma apabullante”.

Francisco Cañizares también ha arremetido contra el nivel de ejecución en sanidad que, a su juicio, es “para hacérselo mirar”, y ha concluido su intervención asegurando que en el PP no están en contra de las derivaciones “sino del desastre y la improvisación”.

HOY SE CONTRATAN MÉDICOS Y SE ABREN HOSPITALES

La parlamentaria de Podemos, , que no ha usado su segundo turno de intervención en el debate, ha pedido al PP que no intente dar lecciones en materia sanitaria porque “no están legitimados para ello”, y convencida de que lo que esta región no quiere es “volver a batir los récords en lista de espera”.

Desde el PSOE, la portavoz del grupo parlamentario, , ha asegurado que Castilla-La Mancha es la región “en la que menos dinero de su bolsillo invierten los castellano-manchegos en curarse”, mientras que “la privatización de la sanidad fue un elemento clave para que Cospedal no viva” ahora en el Palacio de Fuensalida, ha declarado.

“Este gobierno ha hecho lo contrario”, y hay 100 millones de euros ahorrados de los ciudadanos de la región “que no se gastan en consultas privadas y seguros privados”, ha manifestado Blanca Fernández, que ha añadido que el Ejecutivo actual “se ocupa, se preocupa y toma medidas serias que es lo que tiene que hacer”.

En cualquier caso, la portavoz socialista ha comentado que, aunque se derivase, “la diferencia es que hoy se contratan médicos, se abren quirófanos y se abren hospitales”, pidiendo al PP que tenga “mucho cuidado con incendiar al sector”.

Por su lado, el consejero de Sanidad, , antes las críticas del portavoz del PP ha asegurado que mientras que la “preocupación” del es el “blindaje” de los servicios públicos, los ‘populares’ hablan de “privatización” de la sanidad pública, en referencia a los cuatro hospitales públicos que el supuestamente quería privatizar.

Ha destacado “la transparencia absoluta” que existe ahora respecto a las listas de espera, puesto que ha recordado que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha remite un informe trimestral a las Cortes autonómicas, “cosa que no ocurría antes”.

El consejero se ha mostrado “tranquilo y orgulloso” del informe trimestral sobre las listas de espera de la región y ha acusado a los ‘populares’ de ser “maestros en manipulación de informes y tiempos”, cosa que se ha mostrado seguro utilizaba el PP en sus años de legislatura.

Tras destacar que las listas de espera se situaron en 96.185 pacientes al cierre de este mes de abril en la región, ha espetado al portavoz del PP que “las pruebas diagnósticas ahora se hacen dentro” de los hospitales y “no en hoteles” como hacían ellos cuando gobernaban.

Ha apuntado que hay “cero” derivaciones en consultas externas y hay la mitad de derivaciones en intervenciones quirúrgicas. Además, según el Ministerio, ha señalado, la lista de espera quirúrgica ha disminuido en 14 días en Castilla-La Mancha cuando “la media nacional ha aumentado en dos días”, ha apostillado.

Ha acusado al PP de decir “mentiras” y ha aclarado que en Talavera de la Reina () en un trimestre se hacen cerca de 125.000 pruebas de media.