La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha visitado el ‘Arco Iris’ de Albacete, en el que el ha invertido en 2017 un total de 123.700 euros para su reforma.

Las obras de reforma del centro, que ya han finalizado, han consistido en el cambio de la fachada, la pintura en varias dependencias, el relevo de fluorescentes y la inversión en mobiliario, electrodomésticos y cámaras de seguridad.

Para la atención y cuidado de menores en Guarda en Acogimiento Residencial, el de Albacete cuenta con un y 11 Hogares de media y larga estancia con un total de 116 plazas.

Este centro es el único de estas características, de titularidad pública, de la región.

El ‘Arco Iris’ está destinado a la acogida inmediata de menores que se encuentran en situación de desamparo y desprotección. Es un recurso de corta estancia, con una temporalidad aproximada de 6 meses, si bien esta temporalidad ha crecido desde el último cuatrimestre del año 2016, superándose en la actualidad los 15 meses de permanencia.

Su finalidad es valorar las características y necesidades de cada menor y proponer un recurso adecuado a las mismas.

Acoge a menores de ambos sexos, de todas las nacionalidades, con edades comprendidas entre 0 y 17 años de edad, que se encuentran en situación de acogimiento residencial bajo una medida de guarda o tutela.

Cifras

En Castilla-La Mancha, hay 1.014 menores tutelados por el Gobierno regional, de los que 269 residen en la provincia de Albacete.

De ellos, 114 se encuentran en situación de Acogimiento Residencial en los recursos de la Junta de Comunidades y 155 en Acogimiento Familiar.

Durante la visita, la consejera de Bienestar Social ha estado acompañada del delegado de la Junta en Albacete, , y la directora provincial de Bienestar Social,