Así lo ha asegurado Fernández en una rueda de prensa este martes en la que ha aseverado que “se han superado las previsiones iniciales que apuntaban a un 80 por ciento de ocupación hotelera”.

Además, en cuanto al turismo rural ha llegado al 90 por ciento de media en Castilla-La Mancha. Es por eso que Albacete, que “aglutina prácticamente el 25 por ciento de las casas rurales de la región” ha estado “prácticamente lleno”, rozando el 100 por ciento, sobre todo en zonas de la Sierra del Segura.

Estos datos, a su juicio, “corroboran los buenos resultados del sector turístico en Castilla-La Mancha”. Fernández ha dicho que desde el Ejecutivo autonómico están “muy satisfechos con la evolución del turimo desde el comienzo de la legislatura”, con un incremento del 20 por ciento en las pernoctaciones.

“Esto nos viene a confirmar la buena evolución del sector turístico con 4.600 empleos directos y 6.300 empleos indirectos”, ha defendido, al tiempo que se ha mostrado confiada en que con la estrategia nacional e internacional de turismo regional “se siga creciendo en cifras turísticas”.