En cuanto a las disoluciones empresariales aumentaron un 44,8%, hasta totalizar 42, y según los datos difundidos este viernes por el (INE), se sitúa como la tercera región donde, porcentualmente, más se han destruido, por detrás de , donde este indicador ha subido un 59,1%.

De las 276 sociedades mercantiles creadas todas ellas fueron sociedades limitadas, por 17.160.000 euros. Hubo otras 64 que ampliaron capital, por 10.207.000 euros.

A nivel nacional, el número de nuevas sociedades mercantiles subió un 13,2% en abril respecto al mismo mes de 2017, hasta sumar 8.817 empresas, al tiempo que las disoluciones empresariales aumentaron un 12,6%, hasta totalizar 1.483, según el Instituto Nacional de Estadística.

De este modo, la creación de empresas vuelve a terreno positivo tras haberse hundido en marzo un 12,1% interanual por la Semana Santa.

El 20,5% de las sociedades mercantiles creadas en abril se dedica al comercio y el 15,1% a la construcción. En cuanto a las sociedades disueltas por actividad económica principal, el 21,7% correspondió al comercio y el 17,9% a la construcción.

Para la constitución de las 8.817 empresas creadas en abril se suscribieron 433 millones de euros, lo que supone un aumento del 43,9% respecto al mismo mes de 2017, mientras que el capital medio suscrito, que se situó en 49.110 euros, subió un 27,1% en tasa interanual.