Entre éstas últimas urge “la aprobación del trasvase” que se solicitó en noviembre para que “imposibilite la ignición de las turbas”. “No podemos esperar a que la lluvia solucione este problema”, ha recalcado Jesús David Sánchez de Pablo.

Una movilización y llamada de atención “a las administraciones competentes” que quiere concretarse en una declaración institucional “neutra y despolitizada”, en palabras del edil. Para ello, la pasada semana se convocó a los portavoces de los grupos políticos municipales (PP, PSOE e IU) a una reunión en la que empezar a trabajar ese texto. La intención es poder consensuarlo durante los próximos días y “si no es posible, se buscará el mayor número de adhesiones”.

Sánchez de Pablo ha invitado a los agentes sociales y económicos daimieleños a sumarse a la convocatoria y a que, previamente, ayuden a su difusión recogiendo en la los carteles de la concentración y los coloquen en sus sedes o negocios, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Un anuncio que se ilustra con el collage fotográfico que ha realizado y que tiene como lema ‘Salvemos Las Tablas’, sobreimpresionado en dos imágenes de las pasarelas del parque con y sin agua. Este montaje se viralizó a través del grupo de ‘Me gusta Daimiel’ y desde entonces también ha circulado por los WhatsApp de los daimieleños. “Hay que agradecerle este gesto y esperemos que ayude a la movilización”, ha señalado.

El portavoz del Ejecutivo municipal ha insistido en que “la sociedad daimieleña tiene la obligación de sensibilizarse” con el parque nacional e implicarse en su conservación.