Esta asociación tiene como objetivo defender conjuntamente sus derechos en unos momentos en los que la “turistificación” y la “vertiginosa y descontrolada” expansión de las viviendas de uso turístico están “degradando” la calidad de vida de las ciudades y “expulsando al vecindario de sus barrios”.

Tras las reuniones mantenidas entre el Gobierno y Airbnb, la asociación ha enviado cartas al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y a la secretaria de Estado de Turismo, , con Airbnb, en las que pedían reuniones para dar a conocer su postura, así como estar presentes en las reuniones que tengan como finalidad el estudio de la situación legal futura del sector, según ha informado la Bajo Albayzin a través de un comunicado.

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Barrios Turísticos agrupa a federaciones, plataformas y asociaciones vecinales de ciudades españolas afectadas por los “fenómenos de gentrificación”, pérdida de calidad de vida e incremento exponencial del precio de la vivienda residencial “fuertemente ligados a un modelo de industria turística intensivo y caracterizado por la desregulación”.