El delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, ha entregado las llaves de los locales que podrán utilizar a partir de hoy para el desarrollo de sus actividades la (ADISFIGU), la y la Asociación Cinefilia. “Estoy contento por haber podido encontrar esta solución”, ha afirmado Alberto Rojo, al tiempo que ha lamentado que haya sido necesario recurrir a ella tras la negativa del Ayuntamiento de Guadalajara a proporcionar un espacio a los colectivos.

Alberto Rojo ha puesto de manifiesto la necesidad de que el Ayuntamiento de Guadalajara dé respuesta a las necesidades de espacio que tienen las asociaciones. “El movimiento asociativo realiza en muchos casos labores subsidiarias de la propia administración y promueve el dinamismo social, de ahí que sea necesario tener un compromiso con las asociaciones”, ha señalado.

El delegado de la Junta ha mostrado su satisfacción por las tres asociaciones, “pero, en especial por ADISFIGU”, a la que el Ayuntamiento de Guadalajara desalojó del local que venían utilizando, dejando sin posibilidad de recibir los tratamientos terapéuticos y rehabilitadores a sus más de 250 socios. “Este local va a suponer un cambio radical”, ha señalado la coordinadora de la asociación, Vanessa Carrasco, que ha agradecido la cesión de un espacio en el que se podrán reanudar las terapias de rehabilitación física y el resto de actividades que antes mantenía la asociación y que llevan “prácticamente dos años” sin poder realizar, según ha explicado.

Por parte de la asociación Cinefilia, su presidente ha señalado que el local va a suponer “un antes y un después”. Ha recordado que estaban “en condiciones lamentables” en el centro cívico “hasta que el Ayuntamiento decidió desalojarnos” y desde entonces “no han mostrado mucha disposición a facilitarnos un local, aunque lo hemos pedido en reiteradas ocasiones”. Del mismo modo ha puesto de manifiesto la importancia de este espacio para empezar a trabajar en la nueva edición del Festival de Cine Solidario de Guadalajara.

En lo que se refiere a la Asamblea Local de Cruz Roja, ha explicado que en ese local se alojará una parte muy importante de los equipos de respuesta inmediata en emergencia. “Hemos crecido y tenemos más capacidad y eso significa que tenemos más necesidad de espacio”, ha señalado, al tiempo que ha agradecido al delegado de la Junta su compromiso.

El local que se cede es propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, está ubicado en la calle y consta de una superficie de 301 metros cuadrados, que se ha adaptado para el uso requerido por parte de las tres asociaciones. “La principal premisa ha sido cumplir con las necesidades de accesibilidad y de espacios para terapias que requería ADISFIGU y, a partir de ahí, se han adaptado los otros dos espacios”, ha explicado Alberto Rojo.