El Arzobispado de Toledo pretende abrir entre enero y febrero del próximo año un taller de restauración en la , en la actualidad sin culto, con el objetivo de dar solución a los problemas que pueden presentar las parroquias y los conventos de la Diócesis a la hora de “tratar y curar los bienes preciosos que atesoran”.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa el ecónomo diocesano, Anastasio Gómez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes junto a el delegado de Patrimonio Cultural, , para informar de las diversas acciones que va a impulsar el Arzobispado, como muestra de su preocupación por el mantenimiento de los bienes eclesiales.

Ha explicado el ecónomo que la Diócesis ya ha invertido de sus arcas 250.000 euros para acondicionar dicha iglesia, remozando la fachada, la torre y las dependencias interiores, y ahora precisa de entre 70.000 y 80.000 euros para habilitar el espacio como taller de restauración.

Para ello, se creará una zona de trabajo, otra denominada como ‘cocina’, donde se prepararán los productos químicos a utilizar en el taller, y una tercera dependencia que albergará el secado de barnices.

Dicho esto, ha explicado que los beneficios que el Arzobispado de la pulsera turística —obtenidos de la entrada que recaudan la visita turística a siete monumentos de la ciudad— sufragarán esta iniciativa y el personal contratado.

No obstante, ha precisado que ya han informado al Ayuntamiento de Toledo, al de Talavera de la Reina, al Gobierno regional, a la Diputación provincial, a la y a la , para que sean conocedores de este proyecto y “financien parte de él”.

Para ello, el responsable de las finanzas del Arzobispado toledano también ha pedido a “todo el mundo que marque la casilla de la Iglesia de la Renta”, pues “con ella se hace mucho bien y se ayuda a mucha gente”.

Para que este pionero taller, que nace con vocación regional a fin de que otras diócesis vean en él un lugar donde restaurar sus obras de arte, el Arzobispado precisa de la pertinente licencia municipal de obra y de la redacción de un plan especial que refleje el cambio de uso de esta Iglesia de la Magdalena, que a pesar de no albergar culto religioso desde hace décadas también tiene que ser desacralizada.

, EL ENCARGADO

De su lado, el delegado de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Gómez, ha explicado que el taller funcionará bajo la dirección técnica de Rafael Alonso, que, entre otras cosas, ha sido restaurador del Museo del Prado y Premio Nacional de Restauración y Conservación de Bienes Culturales.

Tras abundar en la idea de que este taller nace para ayudar a los conventos y a las parroquias de la Diócesis en el “esfuerzo” que hacen a la hora de conservar el rico patrimonio mueble que atesoran “abaratando” el coste de la restauración, ha indicado que la Delegación de Patrimonio Cultural coordinará con el taller la entrada de obras y la relación con los conventos y las parroquias a fin de establecer prioridades.

‘CON UN SOLO CORAZÓN’

En otro orden de cosas, en la rueda de prensa celebrada en la capilla de San Jerónimo del monasterio de clausura de la Purísima Concepción de la Orden de la Inmaculada Concepción de Toledo, se ha presentado el proyecto ‘Con un solo corazón’, iniciativa que ya adelantaba en su escrito semanal del pasado miércoles el arzobispo, , con el que pretende abordar el “languidecer en proporción alarmante de los monasterios de la Diócesis”, que “presentan tal precariedad, que no saben cómo solucionar su continuidad”, a causa de la falta de vocaciones.

No en vano, Toledo es la tercera ciudad española con mayor número de estos lugares dedicados a la vida contemplativa, pues son más de 500 las personas que viven esta vocación en un total de 37 monasterios diseminados por toda la Diócesis. De ellos, tan solo hay uno masculino, el monasterio cisterciense ‘Nuestra Señora de Montesión’ ubicado en Toledo.

Así lo ha explicado el vicario general de la Archidiócesis, Francisco-Cesar García, que ha desgranado este “pionero” proyecto con el que el Arzobispado quiere ocuparse de las personas que ocupan estos centenarios espacios.

Y es que ha criticado que cuando se aborda el problema del cierre de los conventos “a ciertas instancias de carácter social o cultural sólo les preocupa los bienes muebles pero no las personas ni la riqueza eclesial”. Ante ello, ha destacado “los valores de estas mujeres” que son un testimonio “importantísimo”.

De ahí que la propuesta del arzobispo pase por el hecho de que cada parroquia de la Iglesia toledana se acerque a un monasterio de clausura y conozca a las hermanas y qué necesitan o qué pueden compartir con ese grupo parroquial.

Para ello, y para que los jóvenes conozcan esta iniciativa a fin de aumentar las vocaciones se ha creado la página web ‘www.conunsolocorazon.es’, en la que se da cuenta tanto de la ubicación de los 37 conventos como de los medios para revitalizar estos sitios de clausura.

APERTURA DEL ARCHIVO DIOCESANO

De forma paralela, el Arzobispado toledano ha decidido poner el Archivo Diocesano a disposición de las comunidades religiosas para que muestren colecciones tanto de archivos capitulares como de sus bibliotecas.