La Comunidad Autónoma ha participado con un estand de 100 metros cuadrados, de la mano de las diputaciones provinciales que cuentan con su mostrador propio. Un almacén común, un espacio de mesas para reuniones y los elementos corpóreos decorativos del estand de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de este año.

Con cerca de 200 expositores, la 26 edición de B-Travel cerró sus puertas el año pasado reafirmando su propuesta de valor como feria de referencia en el turismo de experiencias. El salón recibió la visita de más de 30.000 personas, superando un 10 por ciento el número de visitantes del 2017, ha informado la Junta en un comunicado.

El certamen, en el que los expositores presentan grandes ofertas y promociones para que el público pueda reservar sus vacaciones, ha contado también con un espacio para los profesionales del sector, B-Travel Font, una zona B2B creada con la colaboración de la Mobile World Capital Barcelona para potenciar la transformación e innovación digital en el sector turístico. El 78 por ciento de los visitantes a la muestra decide sus vacaciones en este salón.

La oferta del salón ha girado alrededor de seis áreas relacionadas con el tipo de experiencia que quiera vivir el visitante en su viaje. Contará con B-Delicious, en la que habrá degustaciones y showcookings de cocina regional española e internacional; B-Happy, para viajes en familia, cruceros y wellness; B-Culture, viajes relacionados con el arte, la historia y la cultura; B-Special, de turismo de compras y nuevo lujo; B-Adventure, turismo deportivo y de aventura; y B-Industrial, rutas de zonas con amplio legado histórico-industrial.

B-Travel ha contado también con actuaciones musicales y danzas en el escenario central B-Travel Experience Area; además de pases de películas y documentales en el B-Travel Cinema y diversas actividades.