En nota de prensa, el Gobierno regional ha explicado que este servicio funciona ya en esta provincia de la mano de los agentes medioambientales, donde se dispone de un modelo de silla de ruedas todoterreno; una magnífica iniciativa para facilitar la práctica de senderismo inclusivo y el fomento de la educación ambiental en el medio natural.

El modelo de silla Joëlette, tipo monorueda, fue adquirido en 2018 desde la Delegación provincial de Desarrollo Sostenible de Albacete y es gestionada por el cuerpo de Agentes Medioambientales, con objeto de garantizar a cualquier persona con movilidad reducida que lo solicite la posibilidad de disfrutar de la naturaleza.

Desde entonces han podido disfrutar unas 15 personas, en su mayoría de la provincia de Albacete, y también se ha participado con esta silla en jornadas de senderismo y de educación ambiental organizadas por colegios, ayuntamientos y otras instituciones; encuentros de asociaciones de apoyo a personas con discapacidad; carreras populares urbanas e incluso atendiendo a familias que lo han solicitado de forma particular.

Para solicitar el servicio de uso de la silla todoterreno, hay que realizar tres sencillos pasos. En primer lugar, ponerse en contacto con suficiente antelación con la Delegación provincial de Albacete manifestando la ruta o actividad que se pretende realizar con la misma y el acompañamiento de los agentes medioambientales.

En segundo lugar, comprobar que la persona solicitante es compatible con el uso de la silla, teniendo en cuenta que se han realizado distintas adaptaciones como, por ejemplo, es posible acoplar a la misma casi cualquier modelo de silla de vehículo para niños; dispone de sujeción de tórax y arnés de sujeción de cuatro puntos. Y, en tercer lugar, comprobar que la ruta o actividad solicitada es compatible con la silla todoterreno.

AMPLIAR EL SERVICIO A OTRAS PROVINCIAS

El viceconsejero de , , ha expresado la intención del Ejecutivo autonómico de ampliar al máximo el número de personas usuarias tanto en Albacete, como en el resto de provincias de esta gran iniciativa para poder replicarla y poner los espacios naturales a disposición de todas las personas.

De hecho, ha indicado que el objetivo de cara a los próximos años es poner en marcha en cada una de las provincias de la región una iniciativa similar para acercar el medio natural a todos los que puedan tener dificultades físicas.

Así ha recordado que en Guadalajara también existe una ruta inclusiva para personas invidentes, en concreto, en el Parque Natural del Barranco del Río Dulce que cuenta con balizas de señalización y paneles informativos en braille, desde que parte de la Cabrera en paralelo al río.