Este sábado, día 19, y domingo, 20 de octubre, tuvieron lugar dos nuevas pruebas de la sexta edición de las rutas de senderismo que organiza la Diputación Provincial de Albacete, para promocionar tanto el turismo, como el deporte y la cultura que ofrecen nuestros pueblos y esta vez visitaron y Balazote.

El sábado se celebró la vigésima octava denominaba “Vuelta al Peralejo”, con una dificultad técnica media, un recorrido circular de algo más de 17 kilómetros de distancia, cinco horas de duración y con salida a las 9:00 de la mañana desde la .

Gracias a la asociación Amigos de Paterna del Madera, que crearon la red de senderos “Verdenace” este bello municipio posee gran cantidad de rutas señalizadas para los amantes del senderismo, así que cada año realizan una distinta, ya que colaboran con diputación desde la primera edición.

En esta ocasión, partieron desde el mismo pueblo utilizando en su inicio el PR AB-20, dirección a hasta llegar a la Cumbre. Dejaron el pueblo por la carretera, en dirección este, hacia las eras de . Descendieron por una pista forestal para cruzar el río de la Fuente del Roble, pasaron también por el Batán. Siguieron hacia el estrecho, para tomar una senda que se dirige hacia la Fuente de los Bandoleros. Ascendieron hacia la Cumbre, pasando primero por las ruinas de , en un paraje de extraordinaria belleza. Una vez en la cima de la Cumbre, que limita el término de Paterna con el de Peñascosa, en la Cuerda de las Almenaras, tomaron una pista forestal que se dirige a los Catalmerejos, dejando a la izquierda la que se dirige hacia Peñascosa. Pasaron por las antenas, punto más alto del recorrido, donde pudieron disfrutar también de preciosas vistas.

Cogieron después el sendero del Peralejo, y se dirigieron hacia , en un agradable descenso junto al arroyo del Peralejo. Desde Casa Nueva continuaron descendiendo hacia la carretera para pasar de nuevo por las eras de San Miguel y regresar a Paterna del Madera.

Ya el domingo, día 20, en Balazote, se celebró la vigésima novena de las rutas. Se denominaba “El Puente Grande y El Cuco”, una ruta circular, de dificultad media, 14 kilómetros de distancia y unas cuatro horas de duración.

Comenzaba el día nublado y con algo de frío, a las nueve de la mañana desde la puerta Ayuntamiento de Balazote, y tras la foto de grupo, bajo los pies de la escultura Íbera de la Bicha de Balazote, comenzaron la marcha, haciendo un pequeño recorrido urbano por el pueblo en dirección ascendente del mismo. Primero por la .Sra. Del , del S.XVI, la cual visitaron a la vuelta, posteriormente pasaron por la puerta de la denominada “Casa de Arriba”, casa-palacio de los antiguos Condes de Balazote, y junto a ella el Centro Cultural María Guerrero. Poco más arriba, y casi dejando ya el casco urbano, cruzaron por el parque y monumento a la , símbolo social y de reconocimiento de Balazote a la labor de sus mujeres.

Así llegaron hasta el Cerro de Santa Mónica, donde se encuentra la Ermita del mismo nombre, en honor a la patrona de Balazote, con fantásticas vistas del municipio, continuaron subiendo hasta el punto más alto, el Cerro de San Cristóbal, con preciosas panorámicas de la llanura de Los Llanos, y en la otra dirección, los inicios de la . Bajando el Cerro, se dirigieron hacia la Rambla de , tomando dirección al Puente Grande, antiguo puente de acceso a Balazote desde la N-322, y junto al cual se encuentra ubicado hoy en día una zona de picnic y parque municipal, lugar donde el ayuntamiento tuvo a bien obsequiarnos con un enriquecedor almuerzo, aquí les llovió un poco aunque pudieron resguardarse en una cocinilla a cubierto que está dentro de estas fabulosas instalaciones.

Aquí, y tras subir el puente, cogieron una señalada pista del Camino Natural Vía Verde de la Sierra de Alcaraz, cruzaron la N-322, por el camino de la presa de la Huelga, dirección de Peñorada, por donde tomaban la Vía Verde en dirección de la Cueva la Encantada.

Cogieron un camino y abandonaron la Vía Verde, hasta una finca de labor donde se encuentra un Cuco, desde aquí, continuaron por una senda entre matorral bajo de nuevo al Puente Grande, desde donde tomarían un sendero que les llevará nuevamente al municipio.

Dos fantásticas rutas, con preciosos paisajes otoñales, que han hecho disfrutar a los 100 participantes de esta actividad, de las maravillas de entornos naturales que esconden nuestros municipios, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

Las próximas citas serán dos de nuevo; una el sábado 26 de octubre, en Alcalá del Júcar, denominada “Entre barrancos”. Se trata de una prueba circular, de 15 kilómetros de distancia, de una dificultad media y una duración aproximada de 5 horas; y otra el domingo, 27 de octubre, en Nerpio, denominada “Ruta del Zarzalar”. Una marcha circular, de 10,5 kilómetros de distancia, de una dificultad técnica media y con salida a las diez de la mañana desde la Plaza Mayor del municipio.