Santi Santamaría cuenta en la actualidad con varios restaurantes en nuestro país. Can Fabes y Evo, en Barcelona, Sant Celoni en Madrid, y en nuestra región dirige la cocina de Tierra, en el Hotel Valdepalacios en Torrico (Toledo), donde ha conseguido la última de las siete estrellas Michelín que posee. Merecidísimos reconocimientos gastronómicos que demuestran una vez más que Santamaría es uno de los mejores chefs de España.

Para Santi Santamaría, Castilla-La Mancha es una comunidad de acogida y se siente orgulloso de participar en la restauración de élite de calidad a favor de un turismo que ha denominado “tranquilo” por desarrollar un trabajo que “va más allá de la técnica gastronómica”.

Durante la entrevista concedida a la Cerca Televisión, Santamaría señalaba que la gastronomía debe componerse de tres elementos fundamentales, combinados a la perfección entre sí, como son materias primas de calidad, técnicas adecuadas para realzar los productos elaborados y un profundo respeto a los principios esenciales de la hostelería clásica.

En lo que respecta a las materias primas por excelencia de la gastronomía de Castilla-La Mancha, Santi Santamaría destacaba por encima de todas el azafrán, así como los productos de caza y el vino.

Defensor a ultranza de la gastronomía tradicional que respeta nuestras raices y voz crítica contra los excesos y extravagancias de la cocina de los últimos años, Santamaría considera que “el camino hacia la muerte es un camino de responsabilidad y en función de lo que ponemos en un plato, estamos diciendo qué tipo de sociedad queremos, por lo que si pongo petróleo y plástico en un plato, estoy diciendo que quiero una cocina artifical y de laboratorio”.

“Un gran antídoto contra la crisis y la burbuja gastronómica es la vuelta al placer de cocinar y comprar productos frescos. Valores que no deberíamos relegar a la gran industria”, según apuntaba Santi Santamaría, al considerar que “somos lo que comemos”.

Santamaría ha mostrado además un especial interés por la tradición cuchillera que existe en Albacete, destacando la producción de navajas y cuchillos. Un elemento, en su opinión, imprescindible a la hora de otorgar calidad a la mesa. Según apuntaba, dentro de la alta restauración, “todas las mesas de España deberían contar con cuchillos de Albacete”.

Entre los proyectos de futuro, Santi Santamaría ha anunciado que en la primavera de 2010 abrirá un nuevo restaurante en Singapur. “El mundo de la cocina tiene mucho que contar en esta nueva etapa tan global”, apuntaba.