El gerente del Palacio de Congresos y Exposiciones de Albacete, Dionisio Gómez, ha valorado muy positivamente la celebración del I Congreso de Gastronomía de Castilla-La Mancha en nuestra ciudad, al considerar que se trata de una iniciativa innovadora y pionera que “está teniendo una gran repercusión nacional”.

En su opinión, la celebración de la XIII edición de la Feria Alimenta, también en el Palacio de Congresos albaceteño, es una excelente decisión ya que viene a complementar de un modo magistral el I Congreso regional de Gastronomía, tanto desde el punto de vista profesional como asistencial, superando incluso las previsiones iniciales.

Según apuntaba Dionisio Gómez, el Palacio de Congresos de Albacete es un edificio atípico con mucha actividad, ya que no sólo acoge congresos, también conciertos, musicales, exposiciones y cursos de formación, entre otras actividades.

En su opinión, una de las carencias que presentaba el Palacio de Congresos de Albacete ha sido desde un principio la falta de alojamiento próximo al edificio para los asistentes a los diferentes congresos y eventos organizados. Un problema que se ha visto solucionado gracias a la apertura del Hotel Beatriz.

En la actualidad cuenta con un total de 144 habitaciones, a las que se sumarán otras 60 más en la próxima ampliación y un futuro spa, contando con las más modernas tecnologías y todas las comodidades con el fin de que el cliente se sienta como en casa.

Dionisio Gómez señalaba el amplio abanico de posibilidades que ofrece Albacete a las personas que asisten a los eventos organizados en el Palacio de Congresos. “Conocen nuestra gastronomía, comercio, cultura y turismo”, añadía.

Según apuntaba el director gerente del Hotel Beatriz, José Manuel Fernández, “el objetivo no es sólo generar el alojamiento, sino también otorgar un valor añadido a la ciudad de Albacete”.

Una de las grandes bazas de este Hotel reside en su restaurante. José Manuel Fernández destacaba que cuenta con cuatro reservados, un diseño acogedor, zona de fumadores acondicionada y una carta muy elaborada, donde se mantiene el producto clásico basado en materias primas de calidad. “La cocina de siempre con un toque de decoración”, añadía. En definitiva, se trata de un hotel “moderno, majestuoso, acogedor y cálido”.

La carta de vinos del Hotel Beatriz cuenta con 100 referencias de gran parte de las zonas vinícolas de Castilla-La Mancha, así como caldos de renombre procedentes de otros puntos de la geografía española.

El Hotel Beatriz y el Palacio de Congresos se ubican en una zona estratégica, en el polígono industrial de Campollano, donde están ubicadas más de 600 empresas con 12.000 trabajadores, siendo el nexo de unión entre el empresariado y la ciudad de Albacete.