De hecho, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa, las más de 300 camas que existen en Almansa entre hoteles y hostales están cubiertas desde hace días y las visitas programadas de ámbito cultural e histórica están llenas de no hay billetes desde este viernes.

Esta mañana tenía lugar también el concierto barroco a cargo de los jóvenes del

Conservatorio de música . De igual modo se celebraba una eucaristía en honor a los caídos donde se aprovecha para bendecir las flores que en honor a se depositarán mañana en La .

Al finalizar la misma, se ha clavado en su mástil la nueva bandera del regimiento Almanseño por parte de los mandos desplegados a la ciudad de Almansa así como de su Alcalde.

Otro momento ha sido la recepción a los descendientes de los familiares que contrajeron matrimonio en la Almansa de 1707, que ha traído a la ciudad a más de 200 familiares descendientes de aquellos matrimonios y que está provocando que centenares de personas que no conocían el municipio tengan ahora una vinculación de sangre con la ciudad y convivan este fin de semana como lo hacían sus familiares hace 310 años.

Además de las rutas por el campo de batalla o por los itos que se mantienen pie y que fueron claves en 1707, uno de los principales momentos se espera para la tarde, donde se celebrará una de las dos recreaciones internacionales de la batalla con más de 400 soldados en el campo de batalla, decenas de kilos de pólvora y mucha fidelidad histórica para recordar aquel 1707.