Manuel de la Osa ha destacado el éxito y el elevado interés que ha despertado la celebración del I Congreso de Gastronomía de Castilla-La Mancha, que hasta el próximo día 29 de este mes se celebra en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Albacete, contanto con la participación de los 30 mejores cocineros del país.

Manuel de la Osa ha destacado la sencillez como la base de su técnica. “Las cosas hechas desde el corazón”, añadía. Todo ello aderezado con un guiño a la cultura popular sin hacer un uso excesivo de las nuevas técnicas. “Me interesa hacer cosas muy sencillas”, apuntaba.

Manuel de la Osa nos ha descubierto además su faceta como pequeño productor de alimentos de nuestra tierra como son los ajos, la trufa, el queso y el vino, así como cultivos ecológicos, entre otros. Productos de primera calidad que conforman la seña de identidad de la gastronomía de Castilla-La Mancha.

Las industria agroalimentaria está considerada como uno de los sectores estratégicos de la economía castellano-manchega. Manuel de la Osa hacía referencia a la “enorme despensa” que existe en la región, con importantes Denominaciones de Origen y materias primas de gran calidad. En su opinión, “C-LM no tiene nada que envidiar al resto de gastronomías”.

Desde niño siempre había sentido un interés especial por el mundo de la cocina, sin embargo Manuel de la Osa jamás imaginó que llegaría tan alto, y menos aún que conseguiría una estrella Michelín con su restaurante Las Rejas en Las Pedroñeras.